Mesa Redonda: Duro golpe a las mafias que alquilan pistas y veredas como si fueran suyas

Durante meses, una peligrosa banda fue seguida al milímetro por agentes de inteligencia

Banda criminal lotizó 4 cuadras del jirón Paruro y 4 cuadras más del Jirón Cusco. Foto: Cuarto Poder

Es el completo caos que se vive a diario en todo Mesa Redonda. Un emporio comercial sometido bajo una bulliciosa colmena de vendedores ambulantes y mafias que han convertido pistas y veredas en preciado botín, ante la completa ausencia de las autoridades.

A cada paso la situación empeora, cajas y mesas repletas de productos se aglomeran en una apiñada hilera humana a cada lado de la pista, donde uno apenas logra transitar. Un paisaje desolador para aquellos negocios formales que ven cómo estas calles, que se enlutaron con 277 fallecidos y mas de 500 heridos el año 2001, hoy están convertidas nuevamente en una bomba de tiempo.

Una banda criminal lotizó 4 cuadras del jirón Paruro y 4 cuadras más del Jirón Cusco. Dedicados a lucrar cobrando entre 3 y 10 soles diarios por cada ambulante, de acuerdo al espacio y emplazamiento que ocupan.

En imágenes. Payasito y su banda haciendo alarde de su poder de fuego. Armas automáticas tipo glock disparadas al aire junto a una avenida principal en el distrito de San Martin de Porres.

Otro personaje procesado por robo, y también con temporadas de internamiento diversos penales, es Jhony Naupay Villegas, conocido en esta zona como “Pecho”.

Una banda criminal que tiene también entre sus filas a dos sujetos más encargados de lotizar y cobrar. Sus nombres José Pinzas Cruzat conocido como “oso” y Ernesto Correa Martínez alias “Chino Correa”. 

Durante meses esta banda fue seguida al milímetro por agentes de inteligencia. Y esta semana gracias a la serie de elementos registrados en su contra, les tocó perder.

Una banda criminal, que ante la completa ausencia de autoridades en la zona, se apoderó, para alquilar como si de su propiedad se tratase, de más de 8 cuadras en la zona comercial del Centro de Lima. Un certero golpe policial los puso hoy tras las rejas.