Manuel Merino: La crónica de sus llamadas a los altos mandos militares

El presidente del Congreso llamó a los jefes de la Marina y del Comando Conjunto a través de su edecán. Lo reconoció en conferencia de prensa

Manuel Merino de Lama, presidente del Congreso. Foto: Cuarto Poder

El presidente del Congreso, Manuel Merino, habría llamado a los altos mandos militares a través de su edecán el mismo día en el que Edgar Alarcón presentó los audios sobre las conversaciones del presidente con sus asesores.

El ministro de Defensa estaba en Madre de Dios junto al jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, César Astudillo. Según un informe de IDL, este último recibió la timbrada del edecán de Merino.

No contestó el teléfono y luego, quien recibió la llamada del jefe de la Marina de Guerra fue el almirante Fernando Cerdán. ¿Qué buscaba merino con tanta insistencia de las Fuerzas Armadas?

Según IDL, Cerdán contestó la llamada de Merino, en el que este le habría informado sobre una posible vacancia y que el titular del Congreso podría asumir la presidencia de la república. Tras escucharlo, Cerdán solo confirmó la recepción del mensaje.

Tanto Astudillo como Cerdán informaron de lo ocurrido inmediatamente al ministro de Defensa. Mientras esto ocurría, la Mesa Directiva entregaba los audios de Vizcarra a dos peritos para que analice la grabación.

Según el acta, los representantes del Parlamento entregaron los audios para el análisis a las 3 de la tarde del 10 de setiembre. Sin embargo, al día siguiente América Noticias buscó a uno de los peritos, ingeniero Pedro Infante Zapata y este dijo que recibió los audios en una fecha distinta.

"Hace 48 horas (recibí los audios), de manera presencial", dijo en aquel momento. Sin embargo, luego su versión fue corregida y señaló que los recibió en el Congreso el mismo jueves.

El Congreso aprobó la moción de vacancia contra Vizcarra y el Gobierno emitió un pronunciamiento rechazando la mención de las FF.AA. en el discurso de Manuel Merino.

El titular del Parlamento también brindó una conferencia de prensa en la que reconoció las llamadas a los comandantes antes de la votación pero descartó haber usado la palabra "vacancia". Dijo que solo llamó para transmitir calma".

Las aguas políticas continúan movidas y con un horizonte sombrío. Una guerra entre el Ejecutivo y Legislativo ha vuelto, y de manera mucho más violenta en medio de la peor crisis sanitaria de la historia.