Keiko Fujimori: perfil, trayectoria y cuestionamientos a la candidata

La candidata y absoluta lideresa del fujimorismo vuelva a la arena política, esta vez, en su segundo intento de hacerse de la presidencia del Perú.

Keiko Fujimori: perfil, trayectoria y cuestionamientos a la candidata

Keiko Fujimori. (Vía: AFP)

Por: Lucero Chávez (ruloza)

https://twitter.com/ruloza

Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular e hija del ex presidente Alberto Fujimori, nació en Jesús María un 25 de mayo de 1975. Actualmente vive con su esposo Mark Vito Villanela y sus dos pequeñas hijas Kiara y Karoi, en un departamento ubicado en la avenida la Floresta, en Surco. Una zona rodeada de parques y jardines con juegos para niños. 

Estudió primaria y secundaria en el colegio particular Recoleta, ubicado en  La Molina, donde culminó su etapa escolar en 1992. Dos años después, viajó a Estados Unidos para empezar la carrera de Administración de Empresas en la Facultad de Negocios de la Universidad Estatal de Nueva York, la cual culminó en la Facultad de Administración de la Universidad de Boston donde obtuvo el grado de bachiller en 1997. 

[LEE: Keiko Fujimori: Sí, hubo aportes de ONG de EE.UU y fueron transparentes]

En 1994, a los 19 años, Keiko se vio lanzada en forma abrupta a la vida política cuando Fujimori y su esposa, Susana Higuchi, se separaron. El presidente le propuso a Keiko ser primera dama, que pese a no ser un cargo oficial le dio visibilidad. 

Keiko se hallaba en el palacio presidencial y plantó cara a los medios cuando su padre renunció por fax desde Japón en noviembre de 2000. Alternó el cargo con sus estudios de pregrado.

Posteriormente, desde el 2004 hasta el 2008, Keiko realizó una Maestría en Administración de Empresas (MBA) en la Universidad de Columbia, Estados Unidos. Fue allí cuando conoció a Villanela. En el 2006 fue elegida Congresista de la República por el partido fujimorista, ganando la mayor votación de los 120 congresistas con 690 mil sufragios; y en el 2011 postuló a la presidencia donde perdió las elecciones frente a su oponente Ollanta Humala, actual mandatario del Perú. 

[LEE: Keiko Fujimori: Denuncias contra Acuña son graves, él viene del rubro Educación]

Keiko ahora aspira nuevamente a la presidencia con una sólida oposición que la critica por encarnar el fujimorismo histórico del Perú en la década de los 90, pero también con una gran masa de partidarios que la apoyan, paradójicamente, por el mismo motivo. 

Cuestionamientos 

Saltó a la vida política cuando solo tenía 19 años. Mano derecha de su padre, Alberto Fujimori, Keiko asumió el cargo de lideresa del fujimorismo cuando este fue apresado en Santiago de Chile en el 2005. 

Así, en el 2006, Keiko se vio obligada nuevamente a entrar en la arena política postulando al cargo de congresista. A lo largo de su vida pública, la hija del expresidente, ha generado muchas suspicacias, por su pasado y las posturas que ha tomado respecto a la historia del fujimorismo histórico.

[LEE: Keiko Fujimori sobre bronca con antifujimoristas: "No somos mancos"]





Cuestionamientos a Keiko Fujimori

 

Fue primera dama a los 19 años y ahora se postula por segunda vez a la presidencia de la República. Tiene estudios en Estados Unidos y experiencia política como congresista. De ganar estas elecciones, sería la primera mujer que sale elegida como presidenta del Perú marcando un hito en la historia de nuestro país; sin embargo la victoria de Keiko Fujimori significaría, para una gran masa opositora, la reivindicación de lo que consideran una época "oscura"; no solo por el pasado que siempre la ha perseguido, sino por las decisiones que sigue tomando como lidereza del fujimorismo histórico. ¿Qué se le critica a Keiko? ¿Qué dicen sus principales enemigos políticos?

 



Papel como primera dama

 

Aunque en reiteradas ocasiones Keiko ha dicho que ella siempre desconfió del exasesor presidencial Vladimiro Montesinos y hasta llegó, según investigación de Sally Bowen, a pedirle a su padre que lo destituya como Jefe del SIN luego de que saliera a la luz el primer vladivideo, su rol como primera dama todavía levanta muchas suspicacias.
 
Keiko se le critica no haber defendido a su madre cuando ella denunció haber recibido torturas en el SIN y encubrir a su padre en las denuncias de corrupción presentadas en el segundo gobierno (1995-2000)
 
En una entrevista a la revista Caretas, en el 2000, poco antes de la caída del régimen de su padre, dijo lo siguiente sobre  Montesinos: “Creo que él ha hecho un buen trabajo respecto a la erradicación del terrorismo y del narcotráfico pero también creo que ya cumplió su trabajo. Estoy contenta porque mi padre ha dicho que el doctor Montesinos debe pasar a ocupar un cargo público. Así lo van a poder fiscalizar y tantos rumores que existen sobre él van a desaparecer”.
 
 

 



El financiamiento sus estudios en Estados Unidos

 

Los estudios de Keiko y sus hermanos Hiro, Sachi y Kenyi costaron US$ 1 millón 225 mil dólares, dinero que fue brindado por su padre, Alberto Fujimori. De acuerdo con informe de los abogados Carlos Rivera Paz y Antonio SalazarGarcía, del Instituto de Defensa Legal (IDL), el exmandatario no pudo haber pagado este monto con sus ingresos porque durante su mandato (1990 – 2000) no cobró nada de los US$ 80 mil que le correspondió como sueldo, informó La República. 
 
En el 2001 afirmó, ante la Comisión Waisman, que Alberto Fujimori le daba dinero en efectivo en Palacio de Gobierno cuando ella volvía de Estados Unidos. En el 27 de setiembre de ese mismo año, ratificó la manifestación, esta vez, ante la Comisión Mulder: “Mi padre me daba el dinero en efectivo, acá (en Lima)”. Sin embargo, Keiko nunca ha aclarado de dónde provenía el dinero en efectivo que recibía de su progenitor.
 
En el 2010, dijo que su padre subvencionó su educación con el dinero que obtuvo por la venta de un terreno en Surco; pero esta transacción se dio a fines de 1998, cuando ya habían culminado sus estudios.
 
Otro detalle no menor es que el exasesor Vladimiro Montesinos afirmó que los estudios en Estados Unidos de Keiko fueron pagados con dinero del Estado, según un testimonio entregado por el fiscal supremo José Peláez en la Primera Fiscalía anticorrupción. Con todo y pese a estos datos, la Fiscalía de la Nación archivó la investigación a Keiko Fujimori y sus hermanos bajo el argumento de que una parte de los delitos prescribió y que el resto no pudo comprobarse.
 
 

 



Dudas sobre su situación laboral y la de su esposo

 

La mayor experiencia laboral que tiene Keiko es estar al mando de Fuerza Popular, partido fujimorista que le paga un sueldo, según declaraciones recogidas por La República. Cuando era primera dama, fundó la asociación cardioinfantil de la cual fue presidenta desde marzo de 1996 hasta julio del 2006, año en el que también fue elegida como congresista.
 
Por su parte, su esposo, Mark Vito Villanela, no tiene movimientos bancarios ni financieros y, según Sunat, la única empresa de Mark no tiene mayor actividad, reveló una investigación de Ángel Paez. En el 2006, el fujimorismo aseguró que el esposo de Keiko trabajaba para la empresa IBMen Brasil; pero su récord migratorio confirmó que sus viajes hacia ese país cesaron en el 2003. Solo visita Estados Unidos ocasionalmente para ver a su familia. 
 
En enero del 2014, Villanella creó con su concuñado Mark Koening la empresa MVVBienes Raíces SAC, pero Infocorp no ha registrado movimientos bancarios, lo que quiere decir que no estaría funcionando.
 
Tras estas informaciones, Mark se defendió diciendo que su empresa registró S/.834 mil en el 2014 y que pagó más de S/.200 mil de impuestos a la renta y destacó que existe una campaña política en su contra, según reportó el diario El Comercio. 

 



Deslinde con el gobierno de su padre

 

Ser hija de un expresidente preso ha sido la sombra de Keiko Fujimori. A lo largo de su vida política ha tenido que responder una y otra vez sobre su padre, condenado en 2009 a 25 años de cárcel como autor intelectual de dos matanzas que costaron la vida a 25 personas.
 
Keiko, quien ha aprendido el hábito de la paciencia y siempre conserva una expresión imperturbable, se mostró desencajada por primera vez cuando anunciaron la sentencia a Fujimori: "Siento vergüenza del tribunal que condenó injustamente a mi padre, el mejor presidente que ha tenido Perú", dijo ante las cámaras.
La relación entre padre e hija siempre ha parecido unida; sin embargo; en octubre del año pasado, Keiko sorprendió a sus simpatizantes y opositores en una conferencia en la Universidad de Harvard en la que dio respuestas que muchos no esperaban escuchar. Criticó el gobierno de Fujimori y estuvo de acuerdo con que el “trabajo de la CVR fue positivo para el país”.
 
También reconoció que durante el gobierno de su padre se cometieron "errores" y, quizá lo más inesperado, fue que condenó las esterilizaciones forzadas practicadas a 2074 mujeres que al día de hoy, son parte de una investigación preliminar en la Fiscalía, según informe de Cuarto Poder.
 
Cuando en enero de este año, Keiko se presentó al foro de Proética para exponer sus propuestas en la lucha contra la corrupción, hizo alusión a los actos cometidos durante el gobierno de su padre. “Sé mirar la historia y no voy a permitir que esta se repita, sé de los aciertos y también de los capítulos que no deben volver a escribirse”.
 
Para finalizar su presentación, Keiko dijo que si bien aún pueden existir algunas dudas respecto a su candidatura,  “quiero decir que yo he sufrido y he cargado una mochila muy grande por errores de terceros, por errores de otras personas”. “Jamás permitiré que mis hijas carguen la mochila que yo he cargado durante tantos años”, acotó.

 



Carrera política de Keiko

 

Tras ser elegida como legisladora en 2006, se mantuvo ausente por largos períodos de tiempo para concluir sus estudios en los Estados Unidos, una licencia por maternidad y, desde finales de 2010, para concentrarse en su campaña presidencial de 2011, según La República.

 



 

Encuestas

Keiko Fujimori lidera la intención de voto presidencial de cara a las elecciones de abril, seguida por el economista Pedro Pablo Kuczynski y del populista César Acuña, que empatan el segundo lugar, según un sondeo difundida el domingo.

[LEE: Keiko Fujimori espera que "no se politice" el tema de la libertad de su padre]

Keiko, de 40 años, recibe un 33% de las preferencias, igual a diciembre. Desde hace más de un año la candidata de partido fujimorista Fuerza Popular mantiene un sólido porcentaje que fluctuá entre los 33% a 31% captados entre los sectores populares.

 

 

(Fuentes: AFP, La República, El Comercio) 

 

Conozca más de la candidata del fuijimorismo:

 

 

ETIQUETAS: