Jefe de la 7ma Región Policial: "Los perdigones jamás se emplean a boca de jarro"

Jorge Luis Cayas señaló que este tipo de armas se lanza al piso pero nunca al cuerpo. Las imágenes de la represión en las marchas lo desmienten 

Foto: Cuarto Poder

Tras la última jornada de manifestaciones del sábado, inicialmente más de 60 personas fueron reportadas como desaparecidas. Con el pasar de las horas, varios aparecieron pero aún hay 16 que no vuelven.

En medio de estas manifestaciones hubo también denuncias respecto del uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía Nacional a través de armas que han dejado a más de un centenar de heridos.

Al respecto, el jefe de la Región Policial Lima, Jorge Cayas, dijo a Cuarto Poder:

"Hay gente que está cerca al personal, el perdigón hay que usarlo para alejarlo y lanzarlo a una zona que no sea letal, al piso generalmente, pero no se emplea al cuerpo, a boca de jarro, jamás".

Sin embargo, las imágenes vistas y que fueron grabadas por ciudadanos y periodistas desmienten esta versión.

Oficialmente, la PNP solo detuvo a seis manifestantes en la marcha del sábado y la madrugada del domingo. Pero por la mañana, una cuarentena de personas no aparecían en sus casas ni en algún lugar.

Cuarto Poder recorrió siete sedes policiales del Centro de Lima, Rímac y Ate y la respuesta fue la misma: la PNP no tiene detenidos. Y los que había estaban por otros delitos pero no por protestas.

Algunos ya han aparecido pero otros aún están siendo buscados por sus familiares.

Todo esto es producto de una represión policial pocas veces vista en la historia del país que Manuel Merino y su gabinete fueron incapaces de detener. El honor no es la divisa de nadie aquí.

Esta es más bien el horror.