Identifican a hombre que intentó comprar a testigo clave en proceso contra Urresti

Se llama Jorge Calvera Cáceres y es el misterioso hombre que intenta torcer la conciencia de Jesús Gálvez

Jorge Calvera tiene 51 años y no es un personaje cualquiera

El comprador de testimonios, que habla en nombre de Daniel Urresti, ya tiene nombre y apellido. Se llama Jorge Calvera Cáceres y es el misterioso hombre que intenta torcer la conciencia de Jesús Gálvez, un testigo clave de la fiscalía en el proceso por el crimen del periodista Hugo Bustíos; caso que tiene otra vez contra las cuerdas al candidato presidencial de Podemos Perú.

Calvera fue presentado así por la defensa de Urresti en el primer juicio: Vanesa Alfaro Mendoza, abogada de Daniel Urresti: “Por esta razón, esta defensa está ofreciendo estos testigos; de cara a que puedan dilucidar y exponer cómo eran recibidos los civiles que se aproximaban a la base de Castropampa”.

Jorge Calvera tiene 51 años y no es un personaje cualquiera. Nacido en el Callao, Calvera se enroló en el Ejército y, en el cumplimiento de sus labores, llegó hasta la base militar de Castropampa en Ayacucho en noviembre de 1988. En esa fecha, Urresti era el jefe de Inteligencia de esa base militar. Castropampa fue el último lugar oficial que visitó Hugo Bustios el día que lo asesinaron.

Calvera fue subordinado de Daniel Urresti y años más tarde fue testigo de su defensa en el primer juicio contra el general. En esa primera instancia, Urresti fue absuelto. En apelación el caso, la Corte Suprema anuló ese juicio al encontrar serias irregularidades. El nuevo proceso en contra del general Urresti comenzó a mediados del año pasado. En este escenario aparece Calvera intentado comprar a testigos de la fiscalía.

En este nuevo proceso Urresti es acusado de ser el autor mediato del asesinato del periodista Hugo Bustíos. La fiscalía pide para él 25 años de cárcel. Reveladores audios y un video complican aún más la situación legal del candidato Urresti que por ahora ha preferido el silencio.

No pudimos ubicar a Calvera en la dirección que consignó en su documento de identidad. ¿Por encargo de quién hizo este trabajo? Por su parte, la ONG Comisedh, defensa legal de la familia Bustios, denuncia que Jesús Gálvez, el testigo al que Calvera quiso comprar, fue hostigado en su chacra en Huanta, tras la emisión del reportaje ayer en Cuarto Poder. Se pide garantías para él y toda su familia.

Frente a esta grave información, el candidato Daniel Urresti respondió en sus redes sociales: “Las mentiras contra Urresti, sobre el caso Bustíos, son un chicle que ya no pueden estirar más. Ahora dicen que habría un testigo, que habría dicho, que habría un emisario, que habría ido en nombre de Urresti y que le habrían ofrecido plata, para que no hable sobre un muro. Humo puro”.