Cuarto Poder responde a carta enviada por el Terminal Portuario de Paracas

En la misiva se hicieron aseveraciones que no están ajustadas a la realidad y que no se señalaron en el reportaje de la semana anterior

Foto: Cuarto Poder

Un reportaje de Cuarto Poder emitido el domingo pasado sobre el posible paso de camiones cargados de concentrados de minerales por la Reserva Nacional de Paracas, y su eventual salida al mercado mundial a través del puerto ubicado en la zona de amortiguamiento, motivó la publicación de una “Carta a la opinión pública” del consorcio responsable de ese proyecto, Terminal Portuario Paracas, TPP.

La “carta a la opinión pública” del consorcio a cargo del moderno proyecto portuario en plena reserva natural, hace aseveraciones sobre asuntos que el reportaje nunca señaló. Veamos algunos puntos. Dice el comunicado de TPP: “Se ha señalado que TPP Paracas tendría supuestos vínculos con la brasileña Odebrecht, lo que es incorrecto, ya que TPP Paracas no tiene ni ha tenido nunca vínculo alguno con la referida empresa”.

Eso no es cierto. Cuarto Poder afirmó que Tucumann –no TPP– estuvo implicada –tiempo pasado– junto a Odebrecht en un caso de soborno en Paraná, Brasil. Un documento de la Justicia Federal de Brasil que mostramos sustenta dicha afirmación.

Agrega la carta de TPP: “(Cuarto Poder) ha indicado que Tucumann, accionista de TPP Paracas, está siendo investigada y procesada por actos de corrupción, lo que es incorrecto, ya que, según información que se está remitiendo al medio, el caso al que equivocadamente se refieren se relaciona a uno de los accionistas de Tucumann que nunca fue acusado. 

Según la delación premiada de ejecutivos de Odebrecht, los socios minoritarios de un proyecto, que nunca se llevó a cabo, no estuvieron al tanto ni participaron en las decisiones tomadas por Odebrecht”.

El reportaje dio cuenta de una operación llamada “Piloto”, del año 2019, parte del caso Lava Jato. De nuevo, nos remitimos al momento de los hechos y dimos con exactitud de la fecha de los mismos.

El reportaje tampoco menciona a ningún accionista de Tucumann. Aunque, los nombres de dos de ellos sí se aprecian en el documento de la Justicia Federal brasileña que mostramos. Accionistas que en Brasil son considerados dos de las principales cabezas de Tucumann.

A propósito de escándalos judiciales ocurridos en dicho país, durante la semana ubicamos otro documento judicial que hacía referencia, otra vez, a la empresa Tucumann.

Se trata de un expediente que las autoridades federales de Curitiba denominaron “Caso Banestado”, del año 2014. Un caso de lavado de dinero y desvío de fondos del Banco Banestado para campañas electorales.

En esta es una sentencia firmada por el hoy famoso juez Sergio Moro a un personaje llamado Alberto Youssef, por el caso “Banestado”, se lee lo siguiente:

“El criminal colaborador Gabriel Nunes Pires Neto declaró que ordenó la concesión de préstamos de Banestado y de la agencia en Gran Caimán a Tucumann, Redram –empresa vinculada a Tucumann–, Jabur y Toyopar, a cambio del pago de una ventaja que fue dirigida a la campaña electoral en 1998. También dijo que para Tucumann y Redram habría negociado con el acusado José María y Sergio Marder, y recibieron alrededor de US$ 200,000 de ellos, y que por Jabur Toyopar, negoció con Alberto Youssef y recibió de él unos 130 mil dólares”.

Alberto Youssef es el mismo personaje que, poco tiempo después, se convirtió en Brasil en uno de los primeros delatores de los grandes sobornos realizados por Odebrecht, OAS y demás empresas comprometidas en el caso Lava Jato. Incluso, realizó viajes al Perú para traer dinero en efectivo destinado a pago de coimas.

No hay noticias posteriores sobre la relación de Tucumann con el caso Banestado. Por eso, el viernes le escribimos al abogado en Brasil de dicha empresa, para saber qué había ocurrido después, pero hasta el cierre de esta edición aún no recibíamos la información del abogado brasileño de esta empresa.

Volviendo al comunicado de TPP, en uno de sus párrafos asegura que este programa dijo que “los camiones generarán un impacto negativo al ecosistema”. Tal afirmación no existe en el reportaje. También dice el aviso: “Es lamentable que el reportaje mencione que “ojalá el camión sea hermético”, pues muestra un camión que es ajeno a la carga que mueve el puerto y que en ningún momento estuvo siquiera cerca del mismo”.

El reportaje mostró un vehículo color azul, promocionado por la propia empresa. Luego, sostuvo que “Si obtienen autorización ojalá el vehículo sea seguro, como señalan, no como  éste, que circulaba el año pasado por Paracas y que, se supone, también era hermético”. Muy distinto a lo que señala el comunicado pagado por TPP.

Era importante hacer esas precisiones, y reafirmar el carácter objetivo del reportaje sobre el proyecto portuario en Paracas, cuya autorización final será otorgada por el Servicio Nacional de Certificación Ambiental del Ministerio del Ambiental, el Senace. Los ojos siguen puestos sobre lo que vaya a dictaminar el gobierno.

ETIQUETAS: