COVID-19: La vacuna china de Sinopharm y su eficacia

El tema provocó una ola de indignación y temor, sin embargo, los números expuestos no son exactos

Foto: Cuarto Poder

Una investigación periodística emitida el viernes último buscó echar sombras sobre la eficacia de la vacuna china Sinopharm. Se dijo que los dos tipos de vacuna tenían poca efectividad, tanto del 11.5 % como del 33.3 %.

El tema provocó una ola de indignación y temor, sin embargo, estos números no son exactos.

Las vacunas contra la COVID-19 no impiden el contagio, solo mitigan los síntomas y evitan que sean graves. Son vacunas de emergencia.

El informe se trató de un estudio preliminar del 28 de febrero en el que no se incluyó a los 12 000 voluntarios del estudio. Solo se analizó a 7375 de la Cayetano Heredia.

Perú adquirió la vacuna de Beijing, no la de Wuhan y no se puede hablar de efectividad de la vacuna, debido a que el estudio no ha concluido. Se habla de eficacia, un término distinto.

En el estudio preliminar, la vacuna de Beijing presentó una eficacia de 62.9 %, en casos de saturación de menos de 93 % y del 63.8 % de eficacia respecto a presentar anomalías en la tomografía de tórax y del 91 % en eficacia en caso de hospitalización.

En contraste a esto, es cierto que los porcentajes presentados recientemente en un reportaje no son alentadores en cuanto a la vacuna de Wuhan, pero el Perú no adquirió esta.

Por su parte, el Gobierno ha sostenido que la información difundida el viernes es un atentado contra el derecho a la información y ha generado un nuevo posible conflicto político.