Compra de material para casa de Becerril fue cuando obra de planta de residuos estaba en marcha

Nuevas luces y testimonios aparecen en este caso que involucra al congresista de Fuerza Popular

Compra de material para casa de Becerril fue cuando obra de planta de residuos estaba en marcha

Congresista de Fuerza Popular, Héctor Becerril. Foto: Cuarto Poder

Tras la denuncia presentada en Cuarto Poder la semana pasada por la empresaria Mirtha Gonzales Yep contra Héctor Becerril, el congresista salió esta semana al frente y aseguró que era un hombre correcto y que no tenia vínculo con ese dinero.

La empresaria aseguró que la entrega de 74 mil soles para comprar material para construir la casa de Becerril en Trujillo fue por intermedio de su hermano Wilfredo y que la transacción fue en abril del año pasado.

"Esas son los manotazos de ahogado que el congresista Becerril manifiesta. Hay una prueba contundente, hay un pedido de él y su hermano por el pago del porcelanato. Yo he sido testigo de las llamadas, las presiones que recibía su hermano por la compra del porcelanato", dijo Mirtha Gonzales Yep.

"Becerril sabía que yo lo iba a comprar. En dos oportunidades Wilfredo le respondió estoy acá con Mirtha, ya lo vamos a resolver (ante las presiones de Becerril)", contó a Cuarto Poder.

Esto sería a cambio de que la empresa CRD, de la que Gonzales Yep era asesora comercial, gane la licitación para construir una planta de residuos sólidos en Chiclayo, valorada en 11 millones de soles y financiada por la Cooperación Suiza.

Becerril ha dicho que solicitó un préstamo y que su hermano fue quien le dio el dinero y que cuando el porcelanato estaba en su casa recién se enteró de que la compra la había hecho la empresa de Gonzales Yep.

El dinero para la obra de la planta de residuos la dio la cooperación Suiza, sin embargo el municipio de Chiclayo (con David Cornejo Chinguel a la cabeza, hoy preso) daba el visto bueno de los pagos. Cuando se hizo la compra del porcelanato, en abril del año pasado la obra ya estaba en marcha.

Estas obras no se han podido cristalizar, están paralizadas y debido a los casos de corrupción, la Cooperación Suiza ha decidido hasta nuevo aviso no dar un sol más por ninguna obra. Incluso las maquinarias están en mal estado y el pago de su mantenimiento es caro.

Los contratos a trabajadores ocupan un 60 por ciento de los 117 millones que tiene como presupuesto la municipalidad de Chiclayo, sin embargo a los trabajadores no se les pagaba puntualmente. Las carencias son innumerables en este municipio.

El propio exalcalde Cornejo Chinguel reconoció el cobro de coimas en todo tipo de obras y también ha apuntado a exregidores, empresarios, a los hermanos Becerril, entre otros como intermediadores. Estos problemas enfrenta la ciudad norteña en medio de escándalos de corrupción.

LEECaso Héctor Becerril: Comisión de Ética revisará el lunes 25 denuncia en su contra

LEEGlave: "El fujimorismo va a intentar blindar a Héctor Becerril"