Cámaras captan a ladrona que ingresó al Congreso y robó computadora de legisladora

Esta persona abandonó el Congreso con varias cosas encima y con toda la calma del mundo

A las 4 y 30 de la mañana del 29 de diciembre, aparece en escena una persona que trepa la reja con gran facilidad

La imagen de una mujer fue captada por 25 cámaras de seguridad, pero nadie pudo hacer nada para evitar que robara. Esta persona, trepó, robó y luego se fugó del Parlamento como un fantasma, sin que nadie advirtiera su presencia.

Una de las cámaras registra la puerta por donde ingresan los trabajadores del Congreso de la República. Está ubicada en las esquinas de los jirones Junín y Andahuaylas. A las 4 y 30 de la mañana del 29 de diciembre, aparece en escena una persona que trepa la reja con gran facilidad. Lleva una capucha, pero pronto deja ver su rostro.

Intenta ingresar a la Sala de Embajadores, pero no puede. Sigue avanzando. Pasa por la Sala Raúl Porras Barnechea, pero no hay nada que llame su atención. Cruza la sala Bolognesi y luego decide ir a la segunda planta.

Una de las cámaras la capta por el pasadizo que da a la biblioteca del Congreso. Un monitor parece llamar un poco su atención, pero luego desiste y sigue avanzando hasta el tercer piso por donde se ubica un pequeño cafetín. Ya está cerca de su blanco. Se acerca a esta puerta, forcejea y logra abrirla.

Han pasado 30 minutos desde que comenzó todo. Son las 5 y un minuto de la mañana. Y la ladrona, aparece en escena con sombrero, chalina y varias cosas más encima, como si fuera un día de compras de fin de año. Pero no está conforme aún con lo que ya tiene. Por eso insiste y forcejea otras puertas.

Al final regresa a la oficina de donde obtuvo todo y que pertenece a la congresista María Teresa Cabrera Vega del partido Podemos. En este lugar decide organizarse y conseguir una bolsa más grande para llevarse todo lo robado. 

Y así como ingresó, se fue. Esta persona abandonó el Congreso con varias cosas encima y con toda la calma del mundo. Trepó las rejas y se fue caminando. Así está la seguridad en el Congreso de la República.