Brutal asesinato: Mujer fue golpeada hasta morir y abandonada en una playa

Los familiares de la mujer piden justicia

Domingo al día

Adela Esther López Tapia era una madre de familia, dedicada a sus hijos y el hogar. No tenía riquezas y vivía una vida modesta, alejada de las grandes ciudades; sin embargo, su cadáver fue hallado en una playa con signos de haber sido golpeada hasta la muerte.

Adela Esther vivía en Cahua, un anexo de Cajatambo, al norte de Lima, pero viajó hasta Huaura para seguir un tratamiento médico. En su corta estadía en Huaura solo la acompañó Jackie, su hija mayor mientras que en casa se quedó su esposo y sus dos hijas menores de edad.

El miércoles 6 de julio, la madre de familia salió de esa casa diciendo que iba a hacer una recarga de saldo a su celular y nunca más regresó.

Menos de 24 horas después las malas noticias llegaron. Un noticiero local informaba del hallazgo de un cadáver femenino en la playa Las liseras en Huacho, a menos de 20 minutos del lugar donde Esther desapareció.

La ropa que vestía ese día Esther es una pieza clave en este rompecabezas y es que Lucho Muñoz, el esposo de Esther, comentó en la transmisión en vivo vía Facebook del hallazgo del cuerpo que su familiar tenía ropa distinta a la que todos creían.

La familia no cree en la versión de Lucho Muñoz y exigen a las autoridades que tomen en cuenta la serie de evidencias que lo comprometen con el asesinato. La familia de Adela Esther López Tapia está decidida a encontrar al culpable del terrible asesinato y no descansaran hasta obtener justicia.

Relacionadas