Aviación Policial: Audios dan luces sobre presuntas irregularidades en compra de mascarillas

En las grabaciones se escucha cómo los investigados arman una especie de guión para traerse abajo la investigación fiscal

Foto: Cuarto Poder

Audios comprometedores podrían dar luces sobre irregularidades en las compras de material de bioseguridad al interior de la aviación policial. En las grabaciones se escucha cómo los investigados arman una especie de guión para traerse abajo la investigación fiscal.

A pesar de estos intentos, la Fiscalía logró la prisión preventiva por 18 meses para los investigados, incluido el general jefe de dicha dirección.

Los audios legales fueron captados durante las investigaciones que intentaban dar con los culpables de adquisiciones para una institución policial. 

Según la tesis fiscal, al interior de la dirección de aviación policial se habrían coludido policías y proveedores para direccionar la compra de estos productos como mascarillas y otros. 

Estos no tendrían certificación internacional NIOSH, requisito vital para extremar la protección de los agentes que trasladaban enfermos por la COVID-19.

La empresa que ganó la licitación fue Kallinson Perú SAC, pero solo habría sido una fachada. Se presume que quien vendió las mascarillas compradas a un tercero fue la empresa Bozovich y asociados safety SAC.

El jefe de ventas de Kallinson es Patrick Oblitas Bozovich, quien es socio de la empresa de su mismo apellido junto a su hermano, el teniente de la PNP, Leonardo Oblitas Bozovich.

Según el fiscal anticorrupción del Callao, Patrick Oblitas habría intentado que una testigo declare que sí firmó un acta de recepción de productos en la instalación de la aviación.

Contra Patrick Bozovich también pesan constantes visitas a la Dirapol, consignadas en el registro de la institución policial, tiempo en el que se coordinaron las compras en cuestión.

También la Fiscalía registró el ingreso de hasta dos oportunidades del general Héctor Petit Amésquita, jefe de la dirección de administración de la PNP, hoy también denunciado por presuntas irregularidades en adquisiciones de mascarillas, guantes y alimentos.

El general Alfredo Vildoso es el primer general recluido preventivamente en un penal por compras irregulares y junto a él, otros 11 procesados. Por ahora las investigaciones fiscales van viento en popa.