Sin Luis Advíncula, Rayo Vallecano cayó 1-0 ante Atlético de Madrid

Sin Luis Advíncula, Rayo Vallecano cayó 1-0 ante Atlético de Madrid
Atlético de Madrid volvió a ganar en la Liga. | Foto: AFP

El cuadro del Simeone recuperó el segundo lugar de la Liga a la espera del duelo del Madrid

El Atlético de Madrid rompió su mala racha en Vallecas al imponerse al Rayo (0-1) con un gol del francés Antoine Griezmann, tras un remate que desvió ligeramente Amat a los 74 minutos, que fue demasiado premio para el juego demostrado por los rojiblancos sobre el césped, puesto que las mejores ocasiones fueron de los locales.

El Atlético de Madrid se presentó en Vallecas sin margen de error tras las dos derrotas consecutivas que le hicieron perder el segundo puesto de la clasificación y ver el liderato a seis puntos respecto al Barcelona.

Además, sus números a domicilio, con solo tres victorias de visitante este curso, tampoco invitaban al optimismo y por ese motivo el Rayo, también ante un partido vital, se conjuró durante toda la semana a puerta cerrada para intentar superar al conjunto rojiblanco en un momento de ciertas dudas.

En el equipo vallecano sorprendió la ausencia del lateral derecho peruano Luis Advíncula, suplente por segunda vez esta temporada (la otra fue en la primera jornada), y la presencia en el centro del campo del ex jugador atlético, Mario Suárez, refuerzo invernal.

El Rayo intentó ser protagonista ante su gente y, tras unos primeros minutos de tanteo en los que desmontó las intenciones de Morata y Griezmann, fue ganando en confianza hasta el punto de tener las dos mejores ocasiones de la primera mitad.

En ambas, en los minutos 26 y 35, fue protagonista Adrián Embarba con sendos disparos cruzados a la carrera que Jan Oblak desbarató con acierto. Una atrapando el balón y otra despejándolo a córner.

Esos dos avisos que recibió el Atlético fueron el reflejo del pobre juego que desplegó en Vallecas. El equipo estuvo muy impreciso en el centro del campo con pérdidas constantes de Vítolo y Rodrigo y la mayoría de balones divididos los ganaron sus rivales dando sensación de poca intensidad.

El mejor acercamiento a la portería rival fue a falta de seis minutos para el descanso cuando una buena triangulación terminó con un centro desde la banda izquierda de Filipe Luis que se paseó sin rematador por el área pequeña y con Dimitrievski descolocado en el primer palo.

En la segunda mitad el partido siguió por los mismos derroteros pese a que el Atlético, aunque intentó presionar más arriba, no logró superar la barrera defensiva del Rayo.

Míchel, viendo que el conjunto rojiblanco no terminaba de arrancar y seguía mostrándose impreciso, busco revulsivos en su banquillo e hizo un doble cambio dando entrada al rapidísimo extremo Bebé y al imaginativo Pozo.

Simeone no se quiso quedar atrás y solo dos minutos después también movió su banquillo para dar entrada al francés Lemar y a Diego Costa, que reapareció dos meses y diez días después de lesionarse en el pie izquierdo y recibió una buena ovación de la afición vallecana, que no olvida su paso por el club durante seis meses en 2012.

Con ese doble cambio el Atlético pasó a jugar con tres delanteros (Costa, Griezmann y Morata), pero aún así fue incapaz de mejorar su juego mientras que el Rayo sí mejoró sus prestaciones ofensivas destapando además las carencias defensivas de los rojiblancos, que dejaron en un par de ocasiones de mucho peligro solo a Raúl de Tomás.

Cuando mejor estaba jugando el Rayo, Morata recogió un balón de las nubes, lo cedió a Griezmann y el francés lanzó un disparo que tocó en Amat antes de entrar en la portería de Dimitrievski.

El gol de los rojiblancos fue un mazazo para el Rayo, que comenzó a jugar con el reloj en su contra. Aún así, el equipo vallecano no se amilanó y tuvo dos ocasiones para marcar. La primera por medio de Bebé con un disparo lejano que se fue fuera por poco y la segunda con un remate de cabeza de Abdoulaye Ba que atrapó Oblak.

REVIVE EL MINUTO A MINUTO

El Rayo Vallecano, donde juega el peruano Luis Advíncula, enfrenta este sábado desde las 10:15 a.m. al Atlético de Madrid por la Liga española. La transmisión  del partido será EN VIVO y EN DIRECTO por DirecTV (canales 610 y 1610).

 

 

 

Dos derrotas seguidas ponen en alerta al Atlético de Madrid y al Rayo en Vallecas, mientras contrastan sus objetivos y coinciden sus necesidades, recalcadas en el equipo visitante, rearmado por el regreso dos meses y medio después de Diego Costa y sin margen de error: o gana o se despide de la Liga.

Dentro de esa presión que se ha generado a sí mismo, el Atlético, doblegado en sus dos últimas jornadas de LaLiga Santander, fuera de la segunda plaza y a siete puntos del liderato del Barcelona, está ante un momento decisivo… Ya con Diego Costa, con el alta de la operación en el quinto metatarsiano del pasado 5 de diciembre y listo para el tramo en el que se define el éxito o el fracaso.

"Está bárbaro. Está que se sale, tiene un hambre… Y está con ambición, como es él, un guerrero. Lo necesitamos", remarcó Diego Simeone sobre el atacante internacional español, reincorporado al grupo desde esta semana. Este sábado partirá de suplente, mientras el equipo divisa ya muy cerca la eliminatoria con el Juventus.

Su recuperación ha ido dentro de los plazos previstos desde el pasado 5 de diciembre. Los octavos de final de la Liga de Campeones fueron la condición que provocó la intervención en ese momento para subsanar unas molestias insistentes, que no permitían al delantero rendir con todo su nivel, y más en un ariete de sus características.

La vuelta de Diego Costa potencia al Atlético. No tanto por los resultados sin él del equipo (siete triunfos, cuatro empates y dos derrotas en los trece choques que ha estado de baja), sino por todo lo que supone para el colectivo y para su ambición, porque multiplica las posibilidades y porque dispara la competencia arriba.

Y porque el Atlético está ante un momento determinante, en el que ya no valen ni siquiera los empates, tan repetitivos esta temporada, sobre todo fuera de casa. De los 25 puntos que ha perdido en el actual campeonato, nueve corresponden a sus tres derrotas y, sobre todo, dieciséis a sus ocho igualadas, seis de ellas a domicilio.

Un déficit evidente, realzado porque sólo ha ganado tres duelos a domicilio en este curso liguero. Necesita reaccionar si quiere pensar, o creer, en algo más que el consuelo que suponen las plazas de la Liga de Campeones, un objetivo prioritario e ineludible, pero por debajo de la ambición de un grupo como el actual Atlético.

Hoy siente dudas. En los números, porque no enlazaba dos derrotas en esta competición como ahora desde noviembre de 2016 (jamás ha perdido tres encuentros de la Liga consecutivos en toda la era Simeone), y en el terreno de juego, alejado de la versión fiable de antaño en su defensa y dependiente en ataque de Antoine Griezmann, más allá de sus últimas protestas por las decisiones del VAR.

Mientras se queja del penalti no pitado a Morata con el Betis y de las tres acciones del vídeo arbitraje que considera perjudiciales en el derbi del pasado sábado (un gol anulado a Morata, un penalti sobre él y una pena máxima señalada a Giménez sobre Vinicius), el Atlético sólo ha ganado tres de sus últimos ocho partidos, los tres con la misma circunstancia: terminó imbatido los 90 minutos.

Y mientras ha recibido siete tantos en sus últimos cinco encuentros, el gol en la portería contraria es una cuestión que exige casi siempre la participación de Griezmann: él ha sido un elemento definitivo en 14 de las 18 últimas dianas de su equipo.

Goleador diez veces en los doce encuentros más recientes y ocho en las nueve últimas jornadas en concreto en la Liga, el '7' rojiblanco formará el ataque de nuevo con Álvaro Morata, quien rebusca su primer tanto de rojiblanco. El francés le ha marcado ocho goles al Rayo en once duelos; el madrileño, dos en sólo 44 minutos.

El Atlético aún mantiene la baja de Koke Resurrección y sufre la ausencia en Vallecas de Lucas, que condicionan un once al que vuelven Víctor Machín, 'Vitolo', Rodrigo Hernández (recuperado de unas molestias- y Filipe Luis y del que salen, además de Lucas, el sancionado Thomas Partey y el hoy intranscendente Thomas Lemar.

En el resto del once no hay variaciones. Ni en la portería, con Jan Oblak; ni en el lateral derecho, con Santiago Arias; ni en el centro de la defensa, con José María Giménez y Diego Godín; ni en una plaza en el medio centro, con Sául Ñíguez; ni en la banda derecha, con Ángel Correa; ni en el citado ataque Griezmann-Morata.

Ese es el once que planea Simeone, que llega a Vallecas renovado por dos años más. Su vínculo, que concluía en 2020, crece hasta 2022, tal y como anunció este jueves el club rojiblanco, para reafirmar un proyecto sometido a un examen constante, este sábado vital para mantenerse en la carrera por ganar LaLiga Santander.

Enfrente, el Rayo Vallecano afronta el partido después de encadenar dos derrotas consecutivas frente al Leganés y Espanyol que además llegaron con sendos goles rivales en los minutos finales dejándole sin dos puntos que le hubieran sacado del descenso.

El equipo que dirige Míchel, con 23 puntos, está a uno de la salvación que marcan Girona y Celta de Vigo y a tres del Valladolid, por lo que con un triunfo en el derbi, si alguno de los otros resultados se dan a su favor, podría salir del descenso.

Ese es el objetivo que se marca el vestuario del Rayo, que pese a las dos últimas derrotas ha experimentado una mejoría notable en su juego en las últimas jornadas (de los últimos siete partidos ha ganado cuatro, ha empatado uno y ha perdido dos), a raíz de la apuesta táctica de Míchel por una línea de tres centrales que para este partido tendrá que variar debido a la baja por sanción del uruguayo Emiliano Velázquez. Su sustituto será Alejandro Gálvez.

Míchel no ha dado pistas esta semana con todos los entrenamientos a puerta cerrada, pero la otra novedad en el once estará en el medio centro debido a la baja del belga Giannelli Imbula por unas molestias en la cadera izquierda y fuera de la convocatoria. Su recambio natural sería Álvaro Medrán.

Alineaciones probables:

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Amat, Gálvez, Abdoulaye, Alex Moreno; Embarba, Comesaña, Medrán, Álvaro o Trejo; y Raúl de Tomás.

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Filipe; Correa, Rodrigo, Saúl, Vitolo; Griezmann y Morata.

Árbitro: Gil Manzano (C. Extremeño).

Estadio: Vallecas.

Hora: 10:15 a.m. (hora peruana)

Canal: 610 y 1610 (DirecTV Sports)

Deja un comentario