Corinthians igualó 1-1 ante Racing en duelo por la Copa Sudamericana

El 27 de febrero se jugará el partido de vuelta en Buenos Aires

Racing Club empató 1-1 ante Corinthians, en Sao Paulo, en el partido de ida de la primera fase de la Copa Sudamericana, un resultado que agrava las dudas en torno al equipo argentino tras su derrota en la liga ante River Plate.

El conjunto de Avellaneda, líder de la Superliga argentina, pagó su conformismo en el Arena Corinthians y dejó escapar un triunfo casi asegurado y que había cimentado con el gol del delantero Andrés Ríos en el minuto 22.

La movilidad de Ojeda, el poderío defensivo de Pillud y la experiencia de Marcelo Díaz cedieron ante el empuje final del equipo brasileño, que obtuvo el empate en el minuto 88 a través de un cabezazo de fe de Gustavo.

El empate agrava el mal momento del Racing tras la derrota sufrida ante el River Plate por 2-0 en la jornada anterior del campeonato argentino y los problemas disciplinarios del jugador Ricardo Centurión, separado del grupo.

En el equipo brasileño, que juega por sexta vez la Sudamericana, reinó el desconcierto durante muchas fases del encuentro, pero tras muchos intentos consiguió un empate que vale oro.

Tras las tablas de esta noche, la eliminatoria se definirá dentro de dos semanas en Argentina.

El Racing tuvo bajo control la mayor parte del compromiso, pero se le escapó al final.

Mejor asentado sobre el terreno de juego, en el minuto 10 ya avisó con un cabezazo de Pillud al palo, que aprovechó Cvitanich para hacer un gol que fue anulado por fuera de juego.

Por el área argentina solo se acercaron Vagner Love y Gustavo, pero ambos erraron en los metros finales y gran parte de la culpa la tuvo el portero Arias, providencial en los momentos clave.

El cuadro dirigido por Eduardo Coudet se hizo dueño y señor del centro del campo, comandado por el chileno Díaz, y aprovechó un error de Sornoza para lanzar un ataque que culminó Ríos con un tiro con la izquierda ajustado.

El ariete, exjugador del Vasco da Gama de Río de Janeiro y reciente incorporación del Racing para esta temporada, se aprovechó de una pared involuntaria con un defensor rival para marcharse de Manoel y fusilar la portería de Cássio.

El Corinthians se quedó grogui, tanto que apenas tres minutos después casi encaja el segundo en una extraña jugada en la que Ríos chutó al aire, Cássio rechazó el disparo de Pillud y en el rebote, Cvitanich remató fuera.

Carille se dio cuenta de que el equipo estaba haciendo aguas y cambió de dibujo táctico, copando el centro del campo de futbolistas.

La fórmula dio resultado y el conjunto paulista pasó a tener más control. Gustavo volvió a disfrutar de varias oportunidades para devolver el empate al marcador, pero siguió gafado. Solo recogería los frutos al final.

En la reanudación, se repitió el mismo guión de los primeros 45 minutos. Racing arrancó controlando el juego y entre medias, algunos destellos esporádicos del Corinthians.

Cássio se empleó a fondo en un disparo potente de Saravia para luego encoger el corazón de los aficionados con un despeje arriesgado que Ríos no transformó en gol por poco.

Saravia lo intentó con otro disparo, pero se topó de nuevo con el arquero brasileño.

Carille movió entonces el banquillo dando entrada al chico talismán del equipo, el extremo diestro Pedrinho, y a Clayson, que puso algo de orden en el centro del campo. No pudo estar más acertado.

En los últimos diez minutos, el Corinthians se lanzó al ataque a la desesperada y Gustavo un empate milagroso de cabezazo picado.

LEE TAMBIÉN: Royal Pari de Mosquera venció 2-1 al Monagas por Copa Sudamericana

Deja un comentario