En vivo
El reventonazo de la chola
19:00 - 21:00 h

La Máxima de Yanacocha

Máxima Acuña pelea con su familia contra la minera Yanacocha y sus empleados por un terreno, ubicado en las alturas de Cajamarca, que ella asegura que le pertenece desde 1994.

La Máxima de Yanacocha

Vídeo: Máxima Acuña pelea con su familia contra la minera Yanacocha y sus empleados por un terreno, ubicado en las alturas de Cajamarca, que ella asegura que le pertenece desde 1994.

Máxima Acuña tiene 44  años, un marido rendido a sus pies, 4 hijos, 11 vacas, 10 ovejas, y la resistencia del ichu que pisa desde que nació. No tiene educación es analfabeta, no tiene ni un sol y no tiene tranquilidad. Vive, como ella dice, secuestrada en estas montañas.    

A esta mujer joven la angustia le ha tallado la cara  con arrugas tan profundas como quebradas. Sin querer se ha convertido en ‘la máxima de Yanacocha’. La minera que en el 2011 la denunció por usurpación agravada, por ser presuntamente la invasora de un terreno que ella asegura le pertenece desde 1994, ubicado en las alturas de Cajamarca en el corazón del proyecto minero Conga. 

La pelea entre máxima y su familia y Yanacocha y sus empleados acompañados siempre por la Polícia ha sido brutal tanto en los tribunales como en el terreno. 

Todo comenzó en el 2011 cuando los Chaupe Acuña denunciaron ante la fiscalía de Celendín la entrada de Yanacocha a su predio tragadero grande. Después de que archivó el caso, ese mismo día y por segunda vez la minera resguardada de policía entró a este terreno, los intentó desalojar, destruyendo las chozas donde vivían y los denunció por usurpación agravada, denuncia que sí prosperó. 

Ella quedó con el cuerpo herido. Gracias a la solidaridad de los amigos y vecinos pudieron construir la casa donde viven ahora. La ONG Grufides asumió su defensa legal en este juicio penal.

Yanacocha asegura que ellos invadieron en el 2011, los Chaupe insisten en que viven aquí desde que lo compraron en 1994. No construyeron casa porque no tenían dinero, vivían en chozas.

Han sido cuatro años de proceso, se pedía su desalojo, que fueran a la  cárcel y que pagaran a la minera reparación civil. Finalmente en diciembre del año pasado y en segunda instancia la corte de Cajamarca, declaró a máxima inocente del delito de usurpación agravada.  La minera ha apelado ante diferentes instancias pero todo ha sido archivado o desestimado. 

Ahora han presentado una queja ante la Corte Suprema. Pero en paralelo esta misma semana trabajadores de Yanacocha resguardados nuevamente por policías destruyeron las paredes de la nueva casa que los Chaupe Acuña estaban construyendo. 

La minera considera que estaba en su derecho y es más aseguran que volveran a destruir cualquier nueva construcción que la familia pretenda levantar.  

Lo cierto es que la sentencia a favor de Máxima emitida por la corte de Cajamarca en segunda instancia, no la reconoce como dueña. Ha sido un proceso penal y para esclarcer el tema de la propiedad de este terreno se tendría que ir a un juicio civil. 

Sin embargo, Mirtha Vasquéz, abogada de Máxima, precisa que han denunciado a la minera por usurpación agravada y han presentado un recurso de habeas corpus para evitar lo que consideran hostigamiento, pero la única manera de zanjar el asunto es ir a un largo y costoso juicio civil donde se resuleva de una vez por todos quién es el propietario de este terreno de 23 hectáreas.   

COMENTA