Harry Styles se convierte en tendencia por ofrecerse a cuidarle el perro a un desconocido

Por: Daniela C.

De vez en cuando, aparece una historia que simplemente con leerla nos alegra el día. En esta oportunidad, tiene de protagonista al cantautor británico, ex One Direction, Harry Styles, quien según cuentan, le cuidó el perro a un extraño que no sabía qué hacer cuando fue a recoger su pedido de comida pues había ido con su mascota y en el local no aceptaban animales.

A través de Twitter se lanzó la interrogante: ¿Cuál es la interacción más rara o interesante que has tenido con una celebridad?

Rory Carroll respondió con una historia alucinante:

“Estaba afuera de un restaurante en Hollywood tratando de recoger mi pedido de comida para llevar, pero no pude entrar porque estaba con mi cachorro. Harry Styles vio mi situación, me tocó en el hombro y dijo que podía ver a Oscar mientras yo entraba. Qué tipo!” 

La gente simplemente no lo podía creer. Pero para aquellos desconfiados, él mismo subió una imagen de Harry sosteniendo a Oscar, quien no tuvo problema para posar para la cámara. Tal parece que Carroll se guardó la imagen en su carrete por cierto tiempo antes de volverla viral y tanto esta foto como la historia cuenta con más de 55 mil me gusta y cerca de 12 mil retweets. 

Todos parecen estar fascinados con la historia pero Buzzfeed fue un poco más allá y logró hablar con el autor de esta anécdota, quien dio algunos detalles más. Él contó que casi esta genial historia no se da pues asegura que tenía sus reparos en aceptar el ofrecimiento hasta que vio de quién se trataba:

"No habría dejado que un extraño lo cuidara y estaba dispuesto a decir que no cuando escuché por primera vez este acento inglés que me preguntaba si necesitaba ayuda. Cuando vi que era Harry Styles, estuve de acuerdo, ya que parece un tipo decente y confiable".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Cinescape (@cinescape.pe) el

Además, cuenta que Harry cuidó muy bien a Oscar pues no apartó sus ojos de él ni para mirar su celular. Lo mejor de todo es que cuando salió pensó en que nadie le iba a creer si no tomaba una foto del momento, a lo que Harry accedió.

El encuentro terminó con un apretón de manos y Harry ingresó al restaurante para comer.

¡Feliz viernes!

TAMBIÉN CHEQUEA: