Fenómeno El Niño se expande y deja miles de damnificados

Las próximas semanas continuarán las lluvias en diversas ciudades del país.

Fenómeno El Niño se expande y deja miles de damnificados.

Vídeo: Fenómeno El Niño se expande y deja miles de damnificados

Fenómeno El Niño se expande y deja miles de damnificados.

Sabíamos que este año volvería, sin embargo, su fuerza nuevamente nos sorprende. Más de 10 muertes, más de 5000 damnificadas y más de 500 casas derrumbadas. Es la huella que va dejando a su paso el Fenómeno El Niño. Una huella que continúa expandiéndose en el país.

[Fenómeno El Niño: estas son las 'ciudades horno' de Piura]

En Apurímac un huayco se llevó la vida de 3 personas tras el desborde del río Patán. En Puno 17 comunidades perdieron todos sus cultivos. Mientras que en Ayacucho la fuerza de la naturaleza arrastró piedras hasta derrumbar casas. Destrucción en sierra y selva, aunque hoy el principal problema es en la costa norte del Perú.

[Fenómeno El Niño provoca sequías en el sur del país]

Mientras en distritos de Piura llovió el equivalente a un año en apenas una noche. En Tumbes las calles terminaron inundadas luego de 12 horas de lluvias, ocasionando que el río del mismo nombre alcance un nivel cuatro veces mayor al promedio. La temperatura en ambas regiones está por encima de los 37 grados, y esto según el meteorólogo Abraham Levy continuará al menos en lo que resta de marzo.

[Fenómeno El Niño: santuario Bosque de Pómac se encuentra en peligro]

Los ríos Tumbes y Zarumilla, en Piura, son dos bombas de tiempo reactivadas por el Fenómeno El Niño. Este es apenas el primer aviso de un fenómeno que tardaba en despertar. Esta misma semana El Niño afectó cerca 200 kilómetros de carreteras en todo el Perú, obligando a pasajeros y conductores a arriesgar sus vidas para no quedar atrapados entre el desastre.

[El niño: "zona cero" en Piura]

Pero sin duda la vía más dañada fue la Carretera Central. Entre el kilómetro 126 en el peaje Corcona y el 174 en La Oroya, la vía quedó clausurada luego del desborde abrupto del río Rímac. El destrozo dejó a gran parte de la sierra central incomunicada con la costa, además de graves daños materiales en zonas rurales y miles de pasajeros varados.

COMENTA