Senos caídos: tips caseros para devolverles la firmeza

La caída de los senos, por lo general, comienza después de que la mujer llega a los 40 años, pero también puede darse antes

La flacidez del busto es un proceso natural que ocurre con la edad

La flacidez del busto es un proceso natural que ocurre con la edad

Son muchas las mujeres que desean mantener sus senos firmes y saludables, sobre todo cuando ya están en la década de los 30 o los 40. Para cuidarlos, existen algunas formas naturales, que no demandan un esfuerzo extremo, que pemiten conservar la firmeza que esta parte del cuerpo merece tener.

1. Dúchate con agua fría

Ducharse con agua fría ayudará a mantener la piel tonificada. No obstante, en el caso de que te resulte demasiado difícil, sobre todo en invierno, puedes optar por esta solución: basta con que uses cubitos de hielo o una compresa fría para refrescar la zona del busto. Con este sencillo truco conseguirás el mismo efecto que el agua fría tendría sobre tu piel.

2. La postura es fundamental

Al arquear la espalda, además de reducir visualmente el tamaño del busto, estarás relajando los músculos de esa zona y acostumbrándolos a malos hábitos.

Por ello, trata de mantener los hombros abiertos. Esta será la postura más adecuada tanto para tus músculos como para tu aspecto físico en general.

[Descubre cuáles son tus mejores atributos según tu signo zodiacal]

3. Usa un sujetador de la talla adecuada

Es crucial que encuentres el modelo que realmente encaje a la perfección en tu busto, que lo sostenga pero no lo apriete.

Ten en cuenta que si el sujetador te levanta el busto y te hace lucir un escote más sensual, pero te aprieta en exceso, será nocivo para tus senos. Además de incómodo, interrumpirá la circulación sanguínea, así que será mejor que no lo uses.

4. Cuidado con el Sol

Si amas tomar el Sol pero sin la protección adecuada, este hábito puede provocar sequedad y pérdida de elasticidad en la piel.

Por ello, aplícate un buen protector solar y evita hacer toples si quieres conservar la forma de tu busto.

5. Haz algunos ejercicios

Los ejercicios que se dirigen a los tejidos mamarios y los músculos pectorales alrededor del pecho pueden ayudar mucho para agregar firmeza.

Algunos ejercicios que pueden levantar eficazmente los senos caídos son presionar y empujar pecho, levantar los brazos, hacer pectorales y mancuernas.

6. Aceite de oliva

El masaje con aceite de oliva es una técnica excelente para reafirmar los senos caídos. Este producto es una fuente rica de antioxidantes y ácidos grasos que pueden revertir el daño causado por los radicales libres y prevenir la caída de los senos. Además, esto ayudará a mejorar el tono y la textura de la piel.

Coloca un poco de aceite de oliva en las palmas de las manos y frótalas para generar calor.
Masajea tus pechos en un movimiento ascendente durante unos 15 minutos para aumentar el flujo de sangre y estimular la reparación celular. Puedes hacerlo 4 ó 5 veces por semana.

Te puede interesar: [6 buenas razones para dejar de usar brasier]

ETIQUETAS: