¿Por qué los peruanos estamos tan felices con la selección de fútbol?

El furor y la alegría desbordante que sentimos por ver a Perú a un paso del Mundial Rusia 2018 tiene una explicación y aquí te la contamos

Hinchas celebran los resultados de la selección peruana

Hinchas celebran los resultados de la selección peruana

Atrás quedó el “sufre, peruano, sufre”.  La alegría que experimentan los peruanos tras el empate de Perú y Argentina refleja que existe esperanza y que hay una necesidad fuerte de afianzar la identidad nacional con conceptos positivos, de éxito.

Así lo aseguró la psicóloga clínica Martha Leiva, al indicar que el avance de la selección peruana de fútbol hacia el Mundial de Rusia 2018 debe analizarse como algo mucho más que encuentros deportivos.

"Hay un factor de unidad, una necesidad de establecer una marca peruana, la felicidad de ser peruano. Dejar atrás el 'sufre, peruano, sufre'", comentó en diálogo con la Agencia Andina.

La especialista dijo que construir la identidad nacional cuesta mucho y que triunfos como los que están ocurriendo ayudan a ello. "Eso se demuestra en las calles, pues, la gente, por su iniciativa, empezó a colocarse las camisetas rojiblancas en el trabajo, en el colegio, en todos sitios, no solo para ver el partido".

Leiva consideró que la alegría expresada por la hinchada es un pedido para que salga: el peruano exitoso, triunfador, el de las proezas médicas, de las mejores construcciones arquitectónicas, de las mejores gerencias, y no el peruano oprimido o abatido.

"En esto también pueden ayudar los medios de comunicación, porque no todo ha de ser crímenes y cosas feas, hay que resaltar el otro lado, que sí existe pero que no se destaca. Todo tiene que avanzar de manera positiva", refirió.

Para Leiva, el fútbol se ha metido en nuestras emociones y, por eso, añadió, desde allí hay que "jalar identidad personal, de marca, pero de manera positiva".

Serenidad ante todo

Sobre el próximo partido ante Colombia, el martes, la experta dijo que la población debe los resultados con mucha serenidad.

"Y si las cosas no resultan como queremos, la respuesta tiene que ser 'estamos avanzando' y que 'hemos trabajado mucho'. Estamos por ese crecimiento, es como un parto, estamos en la necesidad del nacimiento. Y si no salió, seguiremos creciendo".

Andina