¡No uses tu ropa nueva sin antes lavarla!

Si supieras lo que llevas puesto junto con tus prendas nuevas, no estarías tan feliz

Tu salud corre peligro al estrenar tu ropa sin lavar

Tu salud corre peligro al estrenar tu ropa sin lavar

A quién no le ha pasado que al salir de una tienda con ese vestido o pantalón nuevo que acabas de comprar, quieres llegar a casa pronto para ponértelo y estrenarlo ese mismo día. Pues bien, muy pocas veces se piensa en cuántos microorganismos se encuentran en estas prendas, por lo que es muy común usarlas sin lavarlas antes.

[¿Por qué jamás debes usar tu celular en el baño?]

El portal Vanidades recogió las siguientes declaraciones, que podrían hacerte cambiar las costumbres respecto al uso de tu ropa nueva.

[El hilo dental o las tangas pueden provocar infecciones]

“Definitivamente deberían de lavar la ropa antes de usarla, especialmente cualquier prenda que tenga contacto directo con la piel o con la que vas a sudar", dijo Lana Hogue, experta en fabricación de ropa que imparte clases en Garment Industry 411, para Elle US. 

Alergias o dermatitis

La mayoría de los tejidos de la ropa se impregnan con sustancias químicas durante su fabricación, para dar como resultado la suavidad, textura y el color. Estos químicos pueden causar alergias o dermatitis e, incluso, pueden ser cancerígenos, advierten los especialistas.

De otro lado, una publicación de The Wall Street Journal indica que en, muchas ocasiones, las fábricas de ropa y los probadores son lugares idóneos para el desarrollo y conservación de hongos, piojos y bacterias.

[¿Por qué jamás debes maquillarte en el transporte público?]

En ese sentido, los dermatólogos insisten en que debemos poner especial cuidado y atención en las siguientes prendas: ropa interior, calcetines, camisetas, bufandas, camisetas interiores, trajes de baño.

Lava las prendas

Para protegerte de las bacterias y otros microrganismos que pueden causarte problemas en la piel, se recomienda lavar siempre la ropa nueva y, si vas a probártela, hazlo con ropa debajo. Recuerda que no eres la única o único, que quizá se colocó esa prenda. Además, lávate las manos después de ir de compras, ya que sin darte cuenta habrás tocado muchas piezas, que pueden contener partículas perjudiciales.

ETIQUETAS: