Razones por las que nunca debes aguantar las ganas de orinar

Desde terribles infecciones hasta cálculos en los riñones son algunas de las consecuencias por aguantar la orina.  ¡No lo hagas más!

Mira lo que pasa con tu vejiga cuando te aguantas la orina

Es muy frecuente, sobre todo en las mujeres, el retener las ganas de orinar si tienes las ganas de hacerlo.  Debes saber que hay cosas que tu cuerpo necesita hacer en ciertos momentos y evitarlo puede ser muy peligroso para tu salud.

[¿Por qué debes orinar después de tener relaciones sexuales?]

Por ello, debes conocer qué pasa con tu vejiga cuando te aguantas las ganas de miccionar y cuáles son las graves consecuencias.

En el programa DR TV (que era transmitido en América), el doctor Tomás Borda explicó que la vejiga es un órgano muscular hueco y cuando comienza a dilatarse (por aguantar la orina) se adelgaza.  

“Entonces, queda como una vejiga flácida que no tiene la capacidad de expulsar la orina.  La vejiga se estira tanto que, como un globo, pierde la capacidad de contraerse y eso produce que haya contenido urinario que no se logra eliminar, siendo este el principal asiento para que entren gérmenes y bacterias y contaminen la vejiga”.

[Motivos por los que tu orina podría tener mal olor]

En el video, Tomás Borda muestra cómo se ve tu vejiga cuando te aguantas la orina.  Pero ¿Qué otros daños puede provocarte?

  • Cistitis: el National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (NKUDIC) indica que este mal se caracteriza por la necesidad de orinar con frecuencia y urgencia, acompañado de dolor. Una de las consecuencias es la infección bacteriana causada por aguantarse las ganas de orinar.
     
  • Infección urinaria: cuando retienes la orina por mucho tiempo, se acumulan diferentes bacterias, las cuales entran en las vías urinarias y dañan tu organismo. Incluso, la infección puede impactar a los riñones, según los expertos.
  • Cálculos renales: conocidos también como piedras en los riñones, son cristales sólidos que se forman en el riñón por sustancias que se encuentran en la orina. Aparecen debido a una infección urinaria provocada por no ir al baño a tiempo.

Te puede interesar: [Seis cosas que debes saber antes de ir al ginecólogo]

ETIQUETAS: