Parto natural menos doloroso y rápido, descubre cómo lograrlo

La etapa de dilatación es la más dolorosa y hay mucho que puedes hacer para que el día señalado para el alumbramiento sea más fácil

Tips y secretos para un parto más sencillo

Tips y secretos para un parto más sencillo

Después de los nueve meses de gestación llega el momento más emocionante para las mamás, porque por fin tendrán a su bebé en brazos. Más allá de este sublime momento también existe la tensión y los nervios por el proceso del parto, que para algunos puede ser traumático y muy doloroso.

Los especialistas mencionan que el dolor que se siente en el parto puede disminuir si simplemente se deja de pensar en cuánto va a doler y se deja que el cuerpo haga lo que sabe hacer, ya que es parte del instinto.

[Tips para reducir la barriga después del embarazo]

Según los expertos, el neocórtex es la parte del cerebro que se encarga de la lógica y que inhibe la parte más primitiva del ser humano.

“El neocórtex es útil para la vida cotidiana, pero en algunas situaciones como el parto debemos dejar de pensar”, aseguran. 

Es decir que si durante las contracciones se deja la racionalidad de lado, el cuerpo hará el trabajo por las mamás y el dolor no será algo de lo que deban preocuparse.

[¿Estás embarazada? Estos son los primeros síntomas]

¿Cómo prepararse para la labor de parto?

El portal Salud180.com sugiere una lista de posturas que ayudan a que el parto sea más rápido y menos doloroso.

1. Acostada de lado con una almohada entre las piernas. Esta posición es muy buena para estimular la circulación de piernas y relajar la zona lumbar. Preferentemente hazlo de lado izquierdo para que la sangre llegue a la placenta y al bebé llegue más oxígeno. 

2. De rodillas en la cama apoyada en un cojín. Para favorecer la dilatación, es preferible que separes las rodillas lo más que puedas y tratar de juntar los dedos de los pies.

3. Apoya rodillas y manos en el suelo. Mientras adoptas esta postura, busca balancearte de atrás hacia adelante o si puedes, haz círculos con las caderas, esto ayudar a dilatar más rápido y a disminuir los dolores.
 
4. Sentada a sobre una silla. Tu posición debe ser mirando hacia el respaldo de la silla. Es muy favorable cuando te duelan los riñones ya que quitas cargas en esta zona. Además, disminuyes la presión del bebé sobre la pelvis, relajas los hombros y cervicales.

5. Caminar. Es una de las mejores acciones porque favorece la apertura del cuello uterino, lo que hará que la dilatación sea más rápida. Incluso, moverte hace que te distraigas y el dolor se sienta con menos intensidad.

Es importante controlar la respiración. Cuando empieza la contracción da uno o dos respiros profundos y durante la contracción debes respirar relajadamente; al final de la contracción debe ser inhalación y exhalación profunda, sugiere el libro "Cartilla para aprender a dar a luz".

Relájate y deja que tu cuerpo actúe, la naturaleza es sabia, si no fuera posible no existiría la posibilidad de dar a luz mediante parto natural. 

[Descubre cómo saber si estás ovulando]

Fuentes: Salud180.com y Vix.com

 

ETIQUETAS: