Paperas: ¿cómo detectarlo a tiempo y cuál es el tratamiento?

Algunos síntomas de las paperas, que parecen comunes, pueden afectar a diversos órganos desde el momento del contagio. Conoce cómo tratarla de manera efectiva  

Paperas: ¿cómo detectarlo a tiempo y cuál es el tratamiento?

Las paperas o parotiditis es una enfermedad viral producida por el “paramixovirus”.

Esta semana, se reportó el caso de diez alumnos con infecciones de paperas en el colegio San Juan, ubicado en La Libertad. El incidente ocasionó la suspensión de clases de todo un salón para evitar el contagio a sus compañeros. 

Esta acción preventiva es muy importante, más aún si hablamos de las “paperas” o parotiditis, una enfermedad viral producida por el “paramixovirus”, el cual genera un agrandamiento doloroso de las glándulas salivales

[¿Por qué babeas al dormir y cómo evitarlo?]

Y una de sus peores características es su facilidad de contagio, el cual se da por contacto directo con un persona u objetos contaminados con orina o saliva. Por ello, es fundamental que uno aprenda a reconocer sus síntomas: 

  • Dolor, inflamación o endurecimiento de la zona que se encuentra entre el lóbulo de la oreja y la mandíbula, por alrededor de tres días o más.
  • Elevación inusual de la zona inferior de la oreja. La glándula salival llega al punto máximo de la hinchazón a los dos o tres días. 
  • Puede presentarse síntomas de fiebre intensa entre los 39º y 40º
  • Por lo general, la hinchazón suele afectar a un lado del rostro, pero también puede suceder que en el transcurso de los días, se inflame el otro.
  • En algunos casos, especialmente en los adultos, la infección puede ocasionar inflamación en las meninges, el encéfalo, los testículos,  ovarios, el riñón, músculos o las articulaciones.

[¿Cómo saber si tienes dengue, zika o chikungunya y qué hacer?]

¿Cuál es el tratamiento para las paperas?

Lo primero que se recomienda es el reposo absoluto en cama, dependiendo del estado del paciente. Básicamente, el tratamiento se basa en regular los síntomas que se presenten con el fin de que la enfermedad desaparezca progresivamente. 

Además de los antitérmicos y antinflamatorios que el médico receta, se aconseja beber abundante líquido, usar compresas frías en la zona del cuello y hacer gárgaras con sal. 

Por obvias razones, la alimentación se reduce a la ingesta de alimentos blandos y ricos en proteínas para activar las defensas del paciente frente al virus. 

Recuerda que lo mejor siempre será asistir a un centro médico, en donde un especialista pueda analizar tu condición y establecer un diagnóstico correcto. Evita automedicarte o dejar pasar los días, así la enfermedad no afectará a otros órganos.

Lee también: [¿Por qué babeas al dormir y cómo evitarlo?]

ETIQUETAS: