La papada, consejos infalibles para reducirla

No solo las personas que tienen sobrepeso tienen papada, hay gente delgada que también acumula grasa en esa zona

secretos para fortalecer el músculo del cuello y reducir la papada

secretos para fortalecer el músculo del cuello y reducir la papada

La papada es un problema que afecta a muchas mujeres y hombres, y no solo a quienes tienen sobrepeso, ya sea por razones genéticas o por una mala alimentación. A algunas personas la papada no les molesta, pero otras buscan formas de eliminar la grasa de esa zona, porque no les gusta el aspecto que le da a su rostro.

[Descubre las zonas en las que la grasa corporal es un peligro]

El portal Mejorconsalud.com compartió una lista de consejos y ejercicios para reducir naturalmente la papada:

Movimientos de cuello

Sentada o de pie, lleva la mirada y la cabeza hacia el techo, levantando la barbilla, y cuando estés al límite frunce los labios y mantén la posición durante unos segundos. De esta forma, tu cuello estará estirado.

Posteriormente, lleva suavemente la cabeza hacia un lado, mantén unos instantes y luego llévala hacia el otro.

Ejercicios con una pelota

Coloca una pelota de tenis debajo de la barbilla y sostenla apretándola contra el pecho. Has presiones y suelta la fuerza repetidamente. De esta manera, conseguirás hacer fuerza en una zona que suele ser flácida.

Una alimentación saludable

La papada está muy relacionada con el sobrepeso. Si ese es tu caso y sabes que tienes un exceso de grasa en tu cuerpo, además de estos ejercicios es recomendable que lleves también una alimentación saludable y equilibrada.

[Costumbres matutinas que te hacen subir de peso sin que lo notes]

Trata de evitar las grasas que son perjudiciales (frituras, embutidos, etc.) y elige las beneficiosas (palta, frutos secos, pescado, yema de huevo, etc.).

También debes evitar los cambios bruscos de peso porque contribuyen a aumentar la flacidez de los tejidos.

Hidrata tu cuello

Aplica en tu cuello la crema hidratante usas para el rostro. Una vez a la semana también deberías realizar una exfoliación de rostro o un peeling natural para eliminar el exceso de células muertas y favorecer la renovación de la piel.

No te expongas mucho al Sol

Una exposición exagerada, en horarios de máxima radiación, provocará una destrucción del colágeno y la elastina, y favorecerá el envejecimiento de la piel y la pérdida de firmeza. Usa bloqueador solar y refréscate continuamente con agua fría. 

[¿Vientre plano? Con estos alimentos vas a lograrlo]

ETIQUETAS: