Moho en los alimentos: ¿Es seguro retirarlo y comer el resto?

Descubre qué hacer cuando aparece el moho en tu comida y qué hacer para evitar problemas en tu salud

Moho en los alimentos: ¿Es seguro retirarlo y comer el resto?

Alimentos con moho que puedes comer

¿Cuántas veces has visto moho en algún alimento? De seguro, muchas y quizá para no botarlo a la basura, retiraste la parte malograda y seguiste comiendo.  Los especialistas advierten que esto no es suficiente para evitar un problema en tu salud.

[Moho en los alimentos: ¿por qué debe preocuparte su aparición?]

¿Es seguro retirar el moho y comer lo que queda? 

El Servicio de Seguridad alimentaria e Inspecciones (FSIS) del departamento de Agricultura de Estados Unidos indicó que si un alimento tiene mucho moho en la superficie, las raíces lo habrán penetrado profundamente.  En ese sentido, mencionaron que los mohos verdes y blancos tienden a ser inofensivos, mientras que los marrones son los que se deben evitar.

¿Qué peligro representa el moho para tu salud?

Algunos mohos pueden causar reacciones alérgicas, malestares intestinales y problemas respiratorios. Otros incluso, contienen micotoxinas, que son sustancias venenosas para nuestra salud.

Las micotoxinas más peligrosas son las llamadas aflatoxinas, que son cancerosas. Son producidas por hongos del género Aspergillus, que crecen sobre todo en el maní o en nueces de Brasil y almendras.

¿Qué alimentos con moho se pueden consumir y cuáles no?

Para no corres riesgos, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos recomienda descartar la comida con moho que tiene alto contenido de humedad porque puede estar contaminada por debajo de la superficie. También advierte que algunos alimentos enmohecidos pueden contener bacterias que crecen con el moho.

Alimentos con moho que SÍ puedes consumir

1. Salame duro o jamón curado seco: en el caso del salame es normal que crezca moho.  Lo que debes hacer es eliminar la capa blanca o que está afectada y el resto lo puedes consumir.  El jamón también se puede comer, pero debes eliminar el moho.

2. Queso duro: es útil saber que el queso con moho sigue siendo comestible, solo corta la parte verdosa, pero no al ras, sino aproximadamente medio centímetro por debajo del moho.  Asegúrate que otras partes no se hayan visto contaminadas.

3. Frutas y verduras duros: las que tienen bajo contenido de agua (como el repollo, pimiento y zanahoria) se pueden consumir aunque tengan moho, solo hay que cortar las partes contaminadas.

[¿Cómo saber si las conchas de abanico están frescas?]

Alimentos con moho que NO se pueden ni deben comer

1. Salchichas: las bacterias, que son invisibles al ojo humano, pueden estar creciendo junto al moho.

2. Frutas y verduras blandas: alimentos como el durazno, mandarina o la naranja es mejor botarlos a la basura ya que al tener tanta agua por dentro es posible que no solo la superficie esté contaminada.  Podrás darte cuenta al sentir el sabor del hongo.

3. Guisos y pastas: el moho en este alimento con humedad es peligroso, lo mejor es descartarlo.

4. Pan y productos horneados: si una rebanada de pan está con moho es probable que las demás también estén contaminadas aunque no lo veas.  Se dice que el pan, muffins, bizcochos, entre otros que son porosos permite la fácil penetración del moho.  Lo mejor es descartarlo.

[¿Cómo saber si un huevo está fresco antes de romperlo?]

5. Yogur, queso crema o rayado: un punto de moho en un producto líquido como estos podría propagar las toxinas de forma muy fácil.  Si ves rastros de moho, es mejor descartarlo inmediatamente.  Si por error lo consumiste, podría provocarte molestias, como náuseas o diarreas.  En la mayoría de casos no presentará síntomas.

6. Mermeladas y salsas: alimentos dulces o semidulces son perfectos para el crecimiento del moho.

7. Frutos secos: como te mencionamos antes, el maní es uno de los alimentos con más probabilidades de desarrollar los mohos que producen las toxinas más peligrosas: las aflatoxinas.  Se deben eliminar aquellos frutos secos o mantecas de frutos secos así tenga un mínimo rastro de moho.

Otros alimentos que recomiendan descartar son los fiambres, tocino, carnes cocinadas, granos cocinados. 

[¿Cómo cocinar el arroz para contribuir a evitar cáncer?]

Con información de BBC Mundo/Infobae

 

ETIQUETAS: