Descubre por qué tu hijo podría nacer con labio leporino

Los bebés son más propensos a nacer con labio leporino o paladar hendido si tienen antecedentes familiares

Causas de labio leporino y paladar hendido

Causas de labio leporino y paladar hendido

Uno de los defectos congénitos más comunes y que afecta a muchos recién nacidos es el labio leporino, una anomalía que puede provocar infecciones del oído, problemas para hablar y comer.

[¿Cuál es la edad ideal para ser madre? Esto dicen los expertos]

¿Qué es el labio leporino?

El labio leporino es una fisura en el labio superior, entre la boca y la nariz. Este defecto congénito ocurre cuando uno de los labios no creció al mismo tiempo que el otro. Es durante los primeros tres meses de gestación que la boca y los labios del bebé comienzan a formarse.  La mayoría de los casos de bebés que tienen labio leporino también presentan una hendidura en el paladar superior, llamado comúnmente paladar hendido.

Causas del labio leporino

El cirujano plástico, Percy Rossell, comentó en DR TV, programa que era transmitido por América, que esta anomalía puede deberse a diversos factores, como el estrés y el consumo de tabaco y alcohol.

“Hay un factor hereditario, sin embargo, solo se observa en un 10 por ciento.  De 10 niños que nacen con labio leporino, uno tiene antecedente en los padres o abuelos.  Sin embargo, la mayoría son factores ambientales.  No hay estudios concluyentes, pero parecen sugerir, por ejemplo: el consumo de tabaco u alcohol.  Y una cosa muy importante, el estrés que también podría estar involucrado”, declaró el especialista.

En ese sentido, el cirujano explicó que la ecografía, muchas veces, no puede diagnosticar este defecto congénito.

[¿Estás embarazada? Estos son los primeros síntomas]

¿Se puede prevenir?

Según estudios, tomar ácido fólico y vitamina A durante el embarazo, ayuda a proteger al feto de esto tipo de problemas.  Las lentejas están consideradas como una alta fuente de contenido en ácido fólico.

Tratamiento

Los padres deben considerar que para este problema existe solución.  Además, apoyarse en un equipo de médicos, como el cirujano, dentista y pediatra, hay que continuar con los tratamientos y no rendirse.

La cirugía para cerrar el labio leporino suele realizarse cuando el niño tiene entre seis semanas y nueve meses de edad. Puede necesitarse una cirugía posteriormente en la vida si el problema tiene un efecto significativo sobre la zona de la nariz. 

Un paladar hendido puede cerrarse dentro del primer año de vida, de manera que el habla del niño se desarrolle normalmente. Algunas veces, se utiliza un dispositivo protésico temporalmente para cerrar el paladar, de manera que el bebé pueda alimentarse y crecer hasta que se pueda llevar a cabo la cirugía.

Es posible que sea necesario realizar un seguimiento continuo con terapeutas del habla y ortodoncistas.

[¿Crees en el "Mal de ojo"? Así es como debes protegerte]

Fuentes: Hola Doctor/VIX