Los peores errores en el desayuno que no te ayudan a bajar de peso

¿Miras televisión mientras desayunas o consumes avena con manzana y canela? Después de leer esto, no volverás a hacerlo

Estos errores no te dejan eliminar la barriga

Estos errores no te dejan eliminar la barriga

Un desayuno rico en proteínas todos los días puede ayudarte a bajar de peso y sobre todo a eliminar la barriga.  Pero, el no alimentarte de forma correcta puede provocarte resultados adversos.

[10 alimentos que acumulan grasa en la barriga y que comes a diario]

En ese sentido, nutricionistas, consultados por el portal Eat this, seleccionaron los peores errores que cometes en el desayuno y que no te ayudan a perder esos kilitos demás.

Café con leche: esta bebida es deliciosa, pero contribuye a la acumulación de grasa.  Es mejor consumirlo con leche de soja, de almendras o de avena. 

Comer demasiada sal: la sal retiene líquidos en tu organismo, lo que te deja hinchad@ desde el comienzo del día. Si quieres darle sabor a tus tortillas, puedes agregarle verduras o pimienta.

Comer las sobras: a veces estás demasiado perezos@ y hambriento que decides comer la pizza sobrante o la torta de cumpleaños.  La grasa, la sal y el azúcar del pastel y la pizza generan hinchazón, fatiga y las subidas y bajadas de azúcar en sangre, advierten los especialistas en nutrición.

[Cuatro tipos de barriga: a qué se debe y como reducirla]

Consumir mal la avena: si tomas avena con mucha azúcar rubia o incluso un sabor inofensivo como manzanas y canela estás alterando sus hábitos alimenticios saludables.  Se dice que la avena con sabor puede contener más de 20 gramos de azúcar. Es mejor preparar tu propia avena, agrega tus propias frutas y controla el azúcar o el sabor añadido que desees agregar.

Ver televisión mientras desayunas: hacer esto le quita la atención plena a la comida y la apreciación de los sabores y texturas de los alimentos que te estás metiendo en la boca, así como el tamaño de las porciones que estás consumiendo.  Trata de comer despacio y con atención, masticando cada bocado sin distraerte por el televisor o el celular.

[Errores que no te dejan bajar de peso ni perder la grasa abdominal]

No tomar agua al levantarte: beber agua al despertar ayuda a eliminar los desechos del colon hasta el funcionamiento eficiente de tu metabolismo. 

Consumo de lácteos: la mayoría de la gente consume leche, queso, yogur y otros productos lácteos en el desayuno, pero si tu propósito es estar esbelto, evítalos en el desayuno para no estar hinchado y aumentes de peso a largo plazo. 

Descartar las verduras: las verduras son bajas en calorías, llenas de vitaminas, minerales y antioxidantes, y son ricas en fibra. Puedes agregar espinacas, tomate y pimientos salteados a tortillas de huevo.

Comer solo fruta: la fruta es saludable y rica en antioxidantes, pero si no agregas proteínas a la mezcla, te dará hambre una o dos horas más tarde. 

Adorar el yogur de sabores: el yogur puede ser una buena fuente de proteínas, calcio y probióticos, pero esos beneficios se cancelan si tiene mucha azúcar.  Se recomienda optar por los yogures griegos o sin sabor que, generalmente, son bajos en azúcar y más ricos en proteínas.

[Costumbres matutinas que te hacen subir de peso sin que lo notes]