Ecografía transvaginal: ¿qué es y cada cuánto debes hacértela?

Conoce por qué es importante realizarse una ecografía transvaginal y cómo puede ayudarte a detectar a tiempo los quistes y miomas

Este examen puede detectar diversas patologías que aparecen con síntomas silenciosos.

Los exámenes ginecológicos son muy importantes en la vida de toda mujer, debido a que pueden detectar a tiempo diversas patologías y descartan hasta el mínimo riesgo de que estas se conviertan en algún tipo de cáncer.

[Tres señales del cáncer de cuello uterino que no debes ignorar]

De acuerdo a la doctora Jeanette Marchena, gineco-obstetra de la clínica Delgado, la ecografía transvaginal es uno de los chequeos femeninos que puede diagnosticar cualquier irregularidad en el útero, el endometrio y los ovarios.  

¿Cómo se hace y qué detecta un examen transvaginal?

Esta ecografía ginecológica utiliza un aparato delgado llamado “ecógrafo transvaginal”, el cual es introducido en la vagina, con el fin de que transmita a la computadora una serie de imágenes de posibles miomas, quistes, tumores u otras patologías

Además, permite indicar si una alteración en los órganos internos requiere una intervención quirúrgica o solo tratamiento médico.

¿Cuánto demora hacerse un examen transvaginal?

Por lo general, el chequeo dura alrededor de 5 minutos como máximo, pero a veces puede demorar un poco más, dependiendo de la condición del paciente.

“En algunos casos, el examen dura algo más porque se también se realizan observaciones con otras herramientas, con el fin de determinar si existe un quiste o mioma, en qué grado está y si es benigno o maligno”, explica la especialista en el video. 

[¿Qué es el Papanicolaou y por qué puede salvar tu vida?]

¿Cuál es la diferencia con la prueba de Papanicolaou?

Según la doctora, estas son dos pruebas completamente distintas. El examen de Papanicolaou sirve para detectar patologías en el cuello del útero. En cambio, la ecografía transvaginal dirige su diagnóstico hacia la parte interna del útero y los ovarios. 

¿Con qué frecuencia debo hacerme esta prueba?

Más allá de también tener fines obstétricos en la maternidad, se recomienda realizar este tipo de chequeos una vez al año, ya que los síntomas de las patologías más frecuentes son silenciosos y solo cuando son críticas, se logran detectar. 

Cabe indicar que la especialista resaltó que los quistes de ovario suelen presentarte en gente joven. En las personas mayores de 40 años, el factor en común son los miomas.

Lee también: [¿Qué pasa en tu cuerpo cuando tomas píldoras anticonceptivas?]

ETIQUETAS: