Dolor de garganta: ¿cómo saber si es por un resfrío o una bacteria?

Reconoce a tiempo los verdaderos síntomas de un dolor de garganta y evita que se convierta en una faringitis o amígdalitis aguda

Si el uno está bajo en defensas, el dolor de garganta puede convertirse hasta en faringitis.

El dolor de garganta es uno de los males que más afecta al organismo humano, ya sea por esfuerzos considerables de la voz o resfríos casuales ocasionados por cambios de temperatura. 

Sin embargo, lo que puede parecer una simple molestia, en realidad podría ser el inicio de una infección aguda y generalizada a la garganta. Por ello, es importante reconocer las verdaderas causas de la inflamación para realizar un tratamiento eficaz. 

[¿Por qué nos pica el paladar y qué hacer para aliviarlo?]

Por lo general, la mayoría de infecciones a la garganta se da porque el sistema inmunológico se encuentra bajo en defensas y diversos gérmenes empiezan a contaminar dicha región.

Inflamación de garganta por virus 

Producida, mayormente, por el “Rhinovirus”, el cual es adquirido en el ambiente y mediante el contagio de partículas que llegan a nuestras vías respiratorias. En casos más avanzados, puede llegar a convertirse en una faringitis

Síntomas:

  • Irritación y enrojecimiento en la cavidad profunda de la boca 
  • Moco verde en forma de flema 
  • Dolor de garganta a 1 a 3 días
  • Estornudos y tos
  • Nariz congestionada
  • Tos

El tratamiento no se da con antibióticos, por el contrario, se recomiendan analgésicos, antinflamatorios, te con limón y descanso en cama. 

[Este es el terrible error que cometes cuando estornudas]

Inflamación de garganta asociada a bacterias

Una infección viral, pero contaminada por la bacteria “Entreptococos”, la cual coloniza la región de las amígdalas, generando placas de pus. Se recomienda tratamiento médico perenne con 10 días de antibióticos.

Síntomas:

  • Manchas blancas o amarillentas en amígdalas (cúmulos de pus y bacterias)
  • Hinchazón e irritación de amígdalas
  • Dolor de garganta por más de diez días
  • Dolor muscular y sensación de debilidad
  • Fiebre mayor de 38 grados

Recuerda mantener ventilada cualquier área en el que te encuentres, mantenerte tu distancia de personas con resfrío, tomar mucho líquido y asistir al médico ante el inicio de cualquiera de los síntomas mencionados.

Lee también: [Síndrome de Guillain Barré: Minsa recomienda lavarse las manos para prevenirlo]

ETIQUETAS: