Costumbres matutinas que te hacen subir de peso sin que lo notes

Descubre por qué no puedes bajar de peso, pese a que haces dieta y ejercicios

Costumbres que no ayudan a bajar de peso

Costumbres que no ayudan a bajar de peso

Todos sabemos que una buena alimentación y la práctica regular de ejercicios son las formas más eficaces de bajar de peso y evitar la obesidad.

Pese a esto, algunas personas no logran obtener los resultados deseados y, con los días, se desmotivan porque sienten que el esfuerzo no está valiendo la pena. Entonces, ¿qué errores están cometiendo?

[¿Cómo eliminar la celulitis? Consume estos 8 alimentos]

El portal mejorconsalud.com hizo una lista de algunas costumbres matutinas que, aunque parecen inofensivas, impiden bajar de peso:

1.- Dormir demasiado: aunque dormir menos de 7 horas se ha relacionado con el aumento de peso, excederse con el tiempo de sueño tampoco es la mejor opción.

 

Una investigación del 2014 reveló que quienes duermen más de 10 horas seguidas tienen un incremento en su índice de masa corporal. Al parecer, dormir demasiado también incrementa los niveles de cortisol, una hormona que además de estrés conduce a comer de forma excesiva.

En ese sentido, se aconseja dormir entre 7 y 8 horas diarias sin interrupciones para tener una buena calidad de sueño. 

[¿Cómo cocinar el arroz para contribuir a evitar cáncer?]

2. No recibir luz solar: una investigación reveló que los rayos de la luz del Sol en la mañana son saludables para proporcionar energía al cuerpo y poner en marcha la actividad metabólica.

Exponerse unos 10 a 20 minutos al Sol en la mañana es suficiente para tener efectos positivos. Solo hay que tener en cuenta a qué hora en que te expones a los rayos solares por la radiación y no hay que olvidar que se debe usar bloqueador.

3. Desayunar muy poco: el desayuno es la comida más importante del día y, aunque algunos prefieren ignorarlo, es esencial para proporcionarle al cuerpo las energías que necesita para trabajar durante la jornada.

El desayuno debe contener entre 500 y 600 calorías, distribuidas en fuentes de:

- Carbohidratos (cereales, plátanos o manzanas)
– Proteínas (huevos, queso)
– Antioxidantes (Arándanos, fresas)
– Grasas saludables (palta)
– Vitaminas y minerales (naranja)

4. Esperar demasiado para desayunar: el organismo necesita energía para activar las funciones de sus sistemas principales y, aunque suele tener reservas, durante la noche disminuye una cantidad significativa.

[Errores que cometes y te hacen subir de peso]

Es aconsejable comer dentro de la primera hora después de levantarnos de la cama y, de ser posible, ingerir una bebida saludable como el té o el agua tibia con limón.

5. Hacer todo con prisa: aunque hacer las cosas con prisa puede servir para cumplir tus obligaciones todo a tiempo, hacerlo de forma recurrente incrementa la sensación de ansiedad y, en consecuencia, puede contribuir a incrementar el peso corporal.

Se recomienda despertar 20 o 30 minutos antes de lo habitual, así puedes organizarte mejor y hacer todo con más tranquilidad.

6. Comer aperitivos industriales: suelen ser una tentación, pero no son saludables. Estos, por lo general, están llenos de calorías y sustancias añadidas que, en lugar de controlar el hambre, incrementan la sensación de ansiedad.

Por ello, la mejor alternativa es consumir:

- Un puñado de frutos secos
– Una porción de frutas
– Un té o un batido
– Un vaso de yogur natural

[¿Tomar jugo de limón en las mañanas ayuda a bajar de peso?]

ETIQUETAS: