Consejos para quitar y calmar las náuseas del embarazo

Descubre cómo evitar las náuseas que afectan a muchas embarazadas y si pueden llegar a afectar al bebé 

Consejos para evitar y calmar las náuseas en el embarazo

Consejos para evitar y calmar las náuseas en el embarazo

Las náuseas son uno de los síntomas más comunes que acompañan al primer trimestre del embarazo, en ocasiones alargándose durante períodos que llegan a sobrepasar la semana 20.
 
 
Según especialistas, las náuseas suelen afectar en torno a un 60 por ciento de las embarazadas, derivando en vómitos entre un 30 y 50 por ciento de los casos.
 
Afortunadamente, para las mamás que pasan por las náuseas del embarazo, existen algunos consejos y recomendaciones que pueden tomar para hacer más llevadero el proceso de gestación:
 
1. Ajusta la dieta: en casos leves de náuseas, es recomendable tomar pequeñas porciones de alimento en intervalos cortos.  Deja de lado los alimentos fritos, grasos o conservas en lata.  Hay que dar preferencia a las comidas ligeras a base de fruta, verduras.
 
Hay que aumentar el aporte de zinc, que se encuentra en los plátanos, cereales integrales, pescado, legumbres y lácteos, que también ayuda a combatir la sensación de náuseas.
 
Evita beber apenas te levantas, pero procura tener en la cómoda alimentos secos y salados, como tostadas de pan. Al despertar, las náuseas suelen ser más fuertes, porque el estómago está vacío.
 
Tu desayuno puede estar compuesto, por cuatro tostadas, acompañadas de 60 gramos de queso fresco, condimentado con dos cucharaditas de aceite de oliva virgen y, para finalizar, una fruta no demasiado ácida, como un plátano o una pera.
 
2. Evita los olores desagradables: los olores fuertes acentúan los mareos y las náuseas.   No olvides ventilar las habitaciones a diario, especialmente la cocina.
 
3. Relájate y descansa: las náuseas pueden empeorar si estás cansada.  Aprovecha para descansar 15 minutos antes de ponerte en pie, y come dos o tres galletas antes incluso de plantar el pie en el suelo.   Respira hondo y deja de lado el estrés. Duerme lo suficiente por la noche, y tómate una pequeña siesta si estás cansada durante el día.
 
 
4. Toma agua: no olvides beber líquido en abundancia, sobre todo si las náuseas van acompañadas de vómitos.
 
¿Las náuseas afectan al bebé?
 
En algunos casos, las náuseas se alargan y pueden convertirse en un inconveniente para subir de peso. Si éste es tu caso, no te preocupes, pues tu organismo nunca provocará en ti una reacción que pueda dañar al bebé. Incluso cuando la mujer no puede alimentarse de forma normal por las náuseas y los vómitos, el bebé crece, extrayendo las sustancias indispensables de las reservas del organismo materno. Raramente, los vómitos gestacionales acentuados causan malnutrición en el bebé.
 
 
Fuentes: Revista Hola/Mi Bebé y yo

 


ETIQUETAS: