¿Cómo limpiarse los oídos sin hisopos?

Aunque no lo creas, el cerumen de los oídos tiene un buen propósito para existir

La mejor manera de limpiarte los oídos sin usar hisopos

La mejor manera de limpiarte los oídos sin usar hisopos

Es muy común que la gente use los hisopos para limpiarse los oídos después de bañarse, sin embargo los expertos recomiendan evitar estos objetos, ya que lo único que hacen es que la cera se vaya acumulando más adentro en el canal auditivo del oído.

¿Cómo limpiarse los oídos?

En circunstancias ideales, los canales del oído no tendrían que limpiarse, según los especialistas. Sin embargo, sí debe hacerse la higiene cuando el cerumen se acumula lo suficiente como para formar un tapón, lo que produce síntomas como dolor de oídos, hipoacusia parcial que puede ser progresiva, zumbido, olor o algún tipo de descarga y tos.

Usar una toalla húmeda

Empieza por limpiar la parte de afuera de la oreja con una toalla tibia semi-humedecida, no debe estar muy caliente. Puedes usar tu dedo meñique solo en la parte de afuera de la oreja y una tolla pequeña fina para poder entrar y limpiar alrededor de la parte de afuera de la oreja. Únicamente debes hacer esto en la parte de afuera.

Acudir al especialista

Si sentimos molestias, dolor, escuchamos mal o tenemos una sensación de taponamiento del alguno de los oídos, antes de improvisar en casa con hisopos o algún líquido comprado en una farmacia, lo que debemos hacer es acudir al otorrino para que revise tu oído y determine qué se necesita. Tal vez con la extracción del cerumen mediante técnicas médicas es suficiente.

Recuerda que el cerumen es una vía de protección para tu oído y además atrapa las partículas que podrían ingresar en el interior.

Fuente: BBC Mundo 

 

ETIQUETAS: