Remedios caseros para dejar de comerse las uñas

¿Aún te muerdes las uñas? Aquí todo lo que debes saber para evitar este mal hábito que se arrastra desde la infancia

Descubre cómo dejar de morderte las uñas

Descubre cómo dejar de morderte las uñas

La acción de comerse las uñas o sacarse los pellejitos de los dedos, conocida como onicofagia, tiene implicaciones muy serias no solo a nivel estético, sino en la salud. Las uñas pueden transportar virus y bacterias que te pueden enfermar si pones la mano en contacto con la boca. Además, este mal hábito no solo puede dañar tus uñas, sino también tus dientes y encías.

¿Por qué te comes las uñas?

El portal Mejor con salud explicó que este hábito comienza cuando la persona se meter los dedos en la boca, una práctica muy común entre los niños. Aunque no se considera una enfermedad, es una costumbre con implicaciones de carácter psicológico y puede deberse a las siguientes causas:

• Externas: Ansiedad o nerviosismo, provocado por problemas cotidianos como conflictos con la pareja, crisis económica o laboral, estrés, etc. 

• Internas: Alteración del sistema nervioso que puede ser causado por traumas familiares, maltratos, celos, humillaciones, problemas de autoestima, necesidad de auto-flagelación o auto-castigo.

[Razones por las que nunca debes llevar el celular al baño]

Recomendaciones para no comerse las uñas

Autoconciencia y liberación: Primero debes identificar las situaciones que activen este mal hábito. Acariciar, tocar, palpar, frotar o rascar las uñas lleva a metértelas en la boca. Luego debes identificar los momentos, en que esta práctica se activa. El tercer paso es elegir las actividades que eviten este proceso de estrés, deben ser cosas que disfrutes hacer.  De esta manera estarás canalizando tu ansiedad y no dañarás tus uñas.

Chicle sin azúcar o un snack saludable: Puede ser una buena alternativa masticar chicles o pastillas de menta cada vez que sientas un deseo incontrolable de morder tus uñas. También puedes beber un traguito de agua o comer un aperitivo saludable.

Aloe vera: Pela con un cuchillo una penca de aloe vera y córtala en cuadritos. Ponlos en la nevera y cada mañana frota un cuadrito en tus uñas. Luego de que sientas su mal sabor, vas a mantener tus uñas bien lejos de tu boca.

Ejercicios de autodominio:

1. Lleva un dedo hacia tu boca y detente cuando llegues a 5 centímetros de tus labios. Aléjalo.

2. Repite esta acción varias veces y a una distancia cada vez más cercana.

3. Prueba meter el dedo entre los dientes un par de minutos sin morder la uña. Luego, repite esta acción.

Realiza este ejercicio unos minutos cada día y pronto te sorprenderás de los resultados.

Uñas postizas

Cubrir tus uñas con otras acrílicas permitirá que las naturales crezcan, impidiendo que te las muerdas.

Curitas para las uñas

Cubre tus uñas con la almohadilla de las curitas y mantenlas puestas todos los días.  La idea es que luego de un tiempo te las quites y veas como lucen cuando nacen sanas.

Adopta un pasatiempo

Puedes decorar tu casa, tejer, correr o hacer otras actividades al aire libre.  También puede intentar hacerle la manicure a tus amigas. 

Ponte guantes

Si eres partidaria o partidario de los guantes, úsalos. Es una buena manera de evitar la onicofagia.

Píntate las uñas

Al principio, tus uñas quedarán un poco raras pintadas, pero a medida que vayan creciendo sin mordeduras, se verán muy bonitas.

Recuerda que las manos reflejan la salud y seguridad de la persona: unas manos cuidadas y limpias dejan una excelente  impresión en cualquier lugar.

ETIQUETAS: