Bañarse todos los días puede ser dañino para tu salud

Después de leer esta nota, tal vez reconsideres bañarte a diario. Si eso ocurre, una ventaja adicional será el ahorro de agua

Aseguran que ducharse todos los días le hace daño a tu piel

Aseguran que ducharse todos los días le hace daño a tu piel

Bañarse todos los días es parte de una costumbre que nuestros padres nos inculcaron desde pequeños y claro, luego de sudar y transpirar, sobre todo en verano, meterse a la ducha es todo un placer. Sin embargo, algunos especialistas advierten que puede ser perjudicial para nuestra salud.

Mira también: [¿Por qué jamás debes poner papel higiénico sobre el inodoro?]

La doctora Elaine Larson, experta en enfermedades infecciosas y decana asociada de investigación en la Escuela de Enfermería de la Universidad de Columbia, en Estados Unidos, contó a la revisata Time que “la gente piensa que se ducha para estar más limpio, pero bacteriológicamente no es así”.

¿Cuántas veces hay que ducharse? 

Según Larson, bañarse dos veces a la semana es suficiente. “Hay que enjabonarse orificios, trasero e ingles, donde se producen secreciones de fuerte olor. El resto del cuerpo no necesita mucho jabón”, asegura la especialista.

La doctora afirma también que ducharse en exceso puede ser perjudicial. “La piel seca y escamada puede abrir puertas a los gérmenes y a las bacterias. Ducharse con demasiada frecuencia si la piel está seca puede empeorarla”, indicó.

[Razones por las que nunca debes llevar el celular al baño]

¿Qué hacer?

Los especialistas recomiendan los siguientes consejos para cuidar tu piel:

  • Date una ducha corta con agua fría y templada. No uses agua caliente.
  • Zonas sensibles como genitales, pies, axilas y manos sí requieren de jabón, pero para el resto del cuerpo sólo es necesario un lavado con agua.
  • Usa jabones neutros con bajo contenido en detergente.
  • No abuses de los exfoliantes e higienizarlos bien después de cada uso.
  • No te duches más de una vez al día.
  • Cuando tengas tiempo, prefiere el secado al aire o utiliza una toalla de material muy suave. Sécate con cuidado y sin “rasquetear tu piel”.

Tomado de Clarin.com

 

ETIQUETAS: