¿Cómo saber si tengo apendicitis? 5 síntomas que no debes ignorar

Más allá del fuerte dolor abdominal, existen otros signos que se confunden con otros malestares

Los síntomas que quizá no conocías de la apendicitis

El apéndice es un pequeño órgano que aunque no tiene ninguna función conocida en el cuerpo humano tiene muchos ganglios por dentro y cuando hay alguno que se hincha impide la buena irrigación del apéndice, por lo tanto no llega oxígeno y se comienza a podrir.  Esto genera una apendicitis y si uno no se trata se revienta el apéndice, causando una peritonitis
 
Si bien en sus etapas iniciales no genera mayor peligro, es importante atenderlo cuanto antes, ya que la infección se puede diseminar y puede provocar la muerte.
 
Por eso es fundamental estar al tanto de algunas señales que, aunque pueden confundirse con otros malestares, son determinantes para recibir un diagnóstico oportuno.
  1. Dolor abdominal: es un síntoma habitual que puede confundirse con la sensación de llenura o indigestión.  Sin embargo, conforme se agrava la enfermedad, se extiende por todo el sistema digestivo y el dolor puede durar hasta 18 horas.  Además de la inflamación abdominal, el paciente puede sufrir de gases.
  2. Náuseas y vómitos: estos pueden aparecer acompañados de mareos y de forma repentina.  En la mayoría de casos, este síntoma se percibe después de un fuerte dolor en la zona inferior abdominal.

[Consejos para quitar y calmar las náuseas del embarazo]

  1. Pérdida del apetito: la inapetencia es una de las consecuencias de la inflamación que se produce en el sistema debido al bloqueo que sufre el apéndice ante esta condición.
  2. Fiebre: a menudo, los pacientes experimentan cuadros de fiebre y escalofríos, acompañados con el dolor característico en el abdomen.
  3. Diarrea: en estos casos, viene acompañado con inflamación abdominal y gases.
DR TV explica en el video dos truquitos para confirmar si el dolor abdominal que sientes es por el apéndice, uno de ellos es el siguiente: 
  • Salta y si sientes un cólico fuerte en la zona alrededor del ombligo.
Finalmente, el especialista recomendó que si presentas uno de estos síntomas, no debes automedicarte, ya que eso retrasará el diagnóstico verdadero.  Lo ideal es ver cómo evoluciona en el tiempo.
 

ETIQUETAS: