Saga Falabella tuvo que disculparse por comentario de subgerente: ¿qué pasó?

El subgerente de la tienda del Jockey Plaza, Marcelo Toledo, hizo un desafortunado comentario sobre el rol de los bomberos  

Foto: Facebook

Foto: Facebook

La empresa Saga Fabalella se pronunció a través de un comunicado sobre los polémicos comentarios hechos por el subgerente de la tienda del Jockey Plaza, Marcelo Toledo Zolezzi, quien criticó la acción de los bomberos en su perfil de Facebook luego de que una enorme humareda invadiera el centro comercial ayer martes 21 de diciembre.

“Con referencia a las declaraciones del señor Marcelo Toledo en su cuenta personal de Facebook, respecto al hecho ocurrido ayer en el nuevo patio de comidas del centro comercial Jockey Plaza, Saga Falabella lamenta el malestar ocasionado por los comentarios emitidos por uno de sus colaboradores”, se lee en el comunicado.

 

 

“La empresa rechaza de manera tajante y está en total desacuerdo con la opinión personal del Sr. Toledo respecto a la labor realizada por los bomberos y la prensa.
Saga Falabella reconoce el loable y valioso trabajo realizado por el Cuerpo General de Bomberos del Perú, así como la importante y constante labor de la prensa de mantener informada a la población. Internamente se están tomando las medidas correctivas que el caso amerita”, se agrega.

Lo que pasó:

Usuarios de redes sociales reportaron enormes filas de humo en los establecimientos del centro comercial Jockey Plaza. Las imágenes que publicaban en Twitter hacian referencia al inicio de un incendio al lado de la tienda Oechsle.

Por fortuna, el Cuerpo General de Bomberos anunció que el amago de incendio – que en realidad se había iniciado en el restaurante La Panka – logró ser controlado poco después de que las personas evacuaron el centro comercial. 

Pese a que no se registraron heridos ni víctimas y que el incidente ya había sido controlado, Marcelo Toledo publicó un estado en Facebook donde decía que los bomberos  “habían llegado para hacer bulla y finta”. 

 

Como era de esperarse, sus desafortunados comentarios sobre una organización voluntaria que no teme entrar a los incendios a salvar vidas no pasaron desapercibidos. Mucho menos después de los últimos casos que reflejan la acción heroica de nuestros bomberos que no reciben salario y; por el contrario, muchos maltratos.

Estos fueron algunos de los comentarios.