Siria recibe condenas internacionales por presunto ataque químico

Una ONG imputa al régimen sirio de un presunto bombardeo con gas tóxico contra civiles, entre ellos mujeres y niños

Condenas internacionales a Siria por presunto ataque químico. Video: AFP

Un presunto bombardeo con gas tóxico, imputado al régimen sirio, provocó el domingo una ola de protestas internacionales.

Un video difundido por los Cascos Blancos en twitter y presentado como grabado luego del presunto ataque químico, muestra de cuerpos sin vida, incluidas mujeres y niños, con espuma blanca saliendo de sus bocas.

LEERusia, Irán y Turquía buscan un “alto el fuego duradero” en Siria

Los Cascos Blancos, rescatistas que operan en la zona, afirman que fuerzas leales al régimen usaron gas de cloro.

En un comunicado conjunto con la organización no gubernamental SAMS, Syrian American Medical Society, afirman que 48 personas murieron en este ataque. También dieron cuenta de "más de 500 casos, en su mayoría de mujeres y niños" que presentan "síntomas de una exposición a un agente químico".

La AFP no pudo confirmar estas informaciones por fuentes independientes. 

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), que obtiene sus informaciones utilizando una red de informantes en toda Siria, tampoco pudo confirmar las denuncias.

El régimen de Bashar Al Asad y su aliado ruso rechazaron las acusaciones que calificaron de “farsa”. Teherán otro aliado de Damasco, consideró que se trata de un nuevo “complot” contra el régimen sirio. 

El papa Francisco condenó el supuesto ataque. A su voz se han sumado los gobiernos de Reino Unido, Turquía y el secretario de la ONU, Antonio Guterres. 

Francia pidió al organismo una reunión urgente del Consejo de Seguridad sobre Siria

El presidente estadunidense Donald Trump, que hace un año ordenó el lanzamiento de 59 misiles sobre una base del régimen sirio en represalia a un ataque con armas químicas, aseguró a través de Twitter que habría un “alto precio a pagar”. 

El régimen sirio, que recibe un fuerte apoyo de Rusia, controla más de la mitad del país desgarrado por una guerra que dejó más de 350 mil muertos en siete años. (AFP)