Papa Francisco pidió la liberación de las trece monjas secuestradas en Siria

Las religiosas pertenecen al monasterio greco-ortodoxo de Santa Tecla

Italia.

El papa Francisco pidió la liberación de las trece monjas del convento de Santa Tecla en la localidad de Malula, en Siria, que fueron secuestradas hace dos días y que estarían en Yabrud, al norte de Damasco, según informó el nuncio del Vaticano en Siria, Mario Zenari, quien agregó que la madre superiora, Pelagia Sayaf, pudo hablar telefónicamente con el Patriarcado griego-ortodoxo en Damasco manifestando que se encontraban bien.


 


“Rezamos ahora por estas monjas, por estas hermanas y por todas las personas secuestradas a causa de un conflicto en curso. Continuemos rezando y a trabajar juntos por la paz. ¡Fiémonos de la Virgen!”, señaló el pontífice al término de la audiencia de todos los miércoles a la que asistieron más de 30 mil fieles.


 


La zona donde fueron secuestradas las religiosas es escenario de choques entre las fuerzas del régimen sirio y combatientes del Estado Islámico de Irak y del Levante (Siria) y del Frente al Nusra, ambos vinculados a Al Qaeda.