Guatemala: claves para entender el escándalo de corrupción 'La Línea'

'La Línea' tenía como objetivo cobrar sobornos a empresarios y usuarios de distintas aduanas del país a cambio de modificar lo que los importadores debían pagar al fisco.

Retrato del expresidente Otto Pérez. (Vía: AFP)

Retrato del expresidente Otto Pérez. (Vía: AFP)

Después de que el Congreso le retirara la inmunidad para que pueda ser juzgado como un ciudadano normal, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina renunció a su cargo en medio del escándalo de corrupción aduanera conocido como 'La Línea'. 

Aquí unas claves para entender este caso que ha generado que miles de guatemaltecos salgan a las calles a celebrar la dimisión del mandatario, cuyo cargo ya ha sido sustituido por el abogado Alejandro Maldonado. 

[LEE: Alejandro Maldonado jura como presidente de Guatemala tras renuncia de Pérez]

1. Red criminal 

En abril la investigación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un organisamo adscrito a Naciones Unidas desmanteló una estructura criminal que recibía sobornos de importadores para evadir el pago de impuestos de aduana.

Este destape se centra en 40 casos de cobros ilegales y contrabando en las aduanas del país, que dependen de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Y en base a esa investigación ambos entes presentaron una acusación formal contra el presidente el 21 de agosto. La red de corrupción, conocida como "La Línea", operaba desde hacía al menos un año, han asegurado los investigadores.

 

[LEE: Comediante encabeza intención de voto para la presidencia en Guatemala]

2. El soborno es la clave

'La Línea' tenía como objetivo cobrar sobornos a empresarios y usuarios de distintas aduanas del país a cambio de modificar lo que los importadores debían pagar al fisco.

La línea de corrupción en dichas aduanas operaba de la siguiente manera:

Primero: La mercancía llega en contenedores a la aduana para ser revisada, seguido a esto la mercadería ingresa a un punto de control.

En ese momento un integrante de la red ofrece “asesoría” para pagar menos impuestos, por lo que el interesado recibe un número de teléfono y llama para ser asesorado. Se establece ahí la primera conexión con la estructura interna de La Línea.

Después, mediante una tabla paralela impositiva, acuerdan llenar la declaración de valor de aduana; el dueño del contenedor se comunica nuevamente para confirmar que el “negocio” está en pie.

Funcionarios ubicados en mandos altos y mandos medios de la aduana dan trámite al ajuste y el dueño de la mercadería hace el pago de impuesto ante la SAT ya con el ajuste acordado.

[LEE: Guatemala: Otto Pérez Molina se presentó ante el juez]

Por último el propietario del contenedor hace el pago de la comisión a integrantes de la red. El contenedor con la mercadería se retira de la aduana con su póliza pagada con la suma ahí especificada.

Vía: Prensa Libre

3. Grandes cantidades de dinero 

Aunque no se conoce el monto total de lo defraudado, en dos semanas un miembro del grupo delictivo fue capaz de recaudar 2,5 millones de quetzales (unos US$330.000), de acuerdo a la pesquisa oficial.

Y en la investigación, que implicó 80.000 escuchas telefónicas y 5.000 mensajes de correo electrónico revisados, los investigadores encontraron referencias a "el uno" y "la dos" que, según la Cicig y la Fiscalía General, corresponderían a la participación de Pérez Molina y la ahora exvicepresidenta Roxana Baldetti.

[LEE: Guatemala: celebran renuncia del presidente Pérez Molina]

4. Las manifestaciones fueron claves para la destitución de Otto Pérez

El 17 de abril de 2015, el grupo de Facebook #RenunciaYa hizo público un comunicado pidiendo que se hiciera una manifestación pacífica el sábado 25 de abril de 2015 para exigir la renuncia del presidente y de la vicepresidenta del país.

A fines de ese mes, unas 15.000 personas se congregaron en la Plaza de la Constitución en Ciudad de Guatemala, capital del país, para pedir la renuncia del presidente y la vicepresidenta.

Desde entonces las protestas se han repetido. La última fue el jueves. Guatemala amaneció con las calles ocupadas por miles de ciudadanos, unos 75.000 en el interior del país y otros 25.000 en la capital, que reclamaban la inmediata dimisión de Pérez Molina.

Vía: AFP

Con información de la BBC, Wikipedia, Prensa Libre.