Gobierno de Bolivia indemnizó a peruana con US$50 mil por esterilización forzada

El Estado altiplánico cumplió el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. El hecho ocurrió en el año 2000 en La Paz

En un acto público, pero salvaguardando su identidad

En un acto público, pero salvaguardando su identidad, la peruana con iniciales I.V, recibió el desagravio del Estado Boliviano, luego de 16 años de haber sido sometida a una ligadura de trompas de falopio, en un hospital público, y sin su previo consentimiento.

LEE MÁS | Esterilizaciones forzadas: Fiscalía archivó denuncia de 77 mujeres

Esta historia comenzó en el año 2000, cuando la mujer sufrió la ruptura espontánea de membranas, mientras gestaba a su segunda hija. Al enterarse de lo ocurrido, la peruana que vive en calidad de refugiada política en La Paz desde 1994 decidió hacer justicia y denunció su caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

LEE MÁS | Huilca: Esterilizaciones forzadas violentaron a las mujeres en su dignidad

El organismo falló a su favor, por ello Bolivia la indemnizó con cincuenta mil dólares, así como con una asistencia médica de por vida para ella y sus hijas, beneficios que no borrarán todo el daño sufrido. Años después, su matrimonio se desintegró y quedaron en el olvido sus deseos de volver a ser madre.