España: juez prorroga detención de dominicana que mató a su hijastro

Ana Julia Quezada confesó ser la autora de la muerte del niño Gabriel Cruz, caso que ha conmocionado España

España: juez prorroga detención de dominicana que mató a su hijastro

Ana Julia Quezada fue detenida y confesó haber matado a Gabriel Cruz. Foto: El País

Un juez español prorrogó hasta mañana la detención de la dominicana Ana Julia Quezada, que confesó ser la autora de la muerte del niño Gabriel Cruz, un caso que ha conmocionado a España desde la desaparición del pequeño de 8 años el 27 de febrero pasado.

Quezada, de 44 años, prestó declaración ante un juez de Almería, provincia del sureste español donde tuvieron lugar los hechos.

LEEEspaña: madrastra admite que asesinó al niño Gabriel Cruz

Según informaron a Efe fuentes judiciales, la prórroga de la detención se produce para realizar nuevas pruebas, por lo que la mujer volverá al juzgado mañana a declarar de nuevo.

Las fuerzas de seguridad encontraron el cadáver del niño el domingo pasado en el maletero de un vehículo que conducía Quezada, quien declaró que le dio muerte después de que el niño la agrediera durante una discusión.

Según su versión, lo golpeó con la parte roma de un hacha y luego lo asfixió, sin ayuda de nadie, el mismo día de la desaparición, en la localidad de Las Hortichuelas de Níjar (Almería). Según la autopsia, mostraba signos de muerte por estrangulamiento.

El cadáver había permanecido en un pozo de una finca del padre del niño hasta que la mujer lo sacó y lo trasladó a la localidad de Vícar (Almería), donde fue detenida.

LEE TAMBIÉN: España: madrastra de niño asesinado insistió en que ofrezcan recompensa

Quezada, pareja sentimental del padre, se había implicado en la búsqueda y en los actos de apoyo a los padres del niño, Ángel y Patricia, que se mostraban cada vez más angustiados.

Pero los investigadores sospecharon de su actitud. La detenida era investigada desde que el pasado sábado 3 de marzo avisara a los agentes de haber descubierto, supuestamente, una camiseta blanca con restos del ADN de Gabriel en una zona que ya había sido rastreada. (EFE)