Cuatro aspectos que debes reforzar en tu casa para evitar robos

Si planeas salir de vacaciones, toma nota de los consejos de un especialista para evitar el robo de tu hogar

Aprende cómo reforzar la seguridad de tu casa

No es un hecho aislado que los actos delictivos se incrementen en épocas de festividad y feriados largos.  Hoy en día, los robos a domicilios, por ejemplo, son algo muy común cuando los propietarios optan por viajar al interior o exterior del país.

[Semana Santa: tips para viajar barato dentro del Perú]

Sin embargo, es posible tomar medidas de prevención y mantener nuestro hogar protegido. Por ello, el experto en Seguridad Ciudadana, César Ortiz, nos brinda una serie de recomendaciones a tener en cuenta para pasar unas vacaciones sin muchas preocupaciones. 

Revisar y asegurar las puertas

Para garantizar la seguridad de una vivienda debemos revisar distintas partes de ella. Según el especialista, las puertas, tanto el marco y la chapa, deben revisarse cada año debido a que son el primer obstáculo para la delincuencia.

El material del cual está hecho también es muy importante ya que el deterioro se puede dar a largo plazo o por las condiciones ambientales. Es recomendable que sean de madera sólida o con una placa por dentro “anti pata de cabra”.

No está de más agregarle algunos seguros extras como la barra metálica, la mirilla y los sensores con alarmas.

[Semana Santa: ¿qué hacer si te quedas en Lima este feriado largo?]

La efectividad de las cámaras ocultas

Apenas se produce el asalto del hogar, los delincuentes tratan de deshacerse de las cámaras visibles. Por ende, camuflar cámaras en puntos estratégicos de la casa es una buena opción, sobre todo en la ausencia de personas. Estas tienen que ser, de preferencia, de un tamaño pequeño y flexible. 

Precaución en los exteriores

Y si se toman medidas al interior, lo mismo se debe procurar con los alrededores de la vivienda o edificio. Utilizar cercos eléctricos es una buena alternativa, pero se realizar el mantenimiento dos veces al año para evitar interrupciones en su sistema. 

Además de las cámaras y luces de emergencia, los sensores en las ventanas sirven como alarmas. Aunque si cuentas con fierros que la protegen, no olvides reforzar los anclajes cada cierto periodo para evitar los hurtos con herramientas como la “gata”.

Aliados en la comunidad

Muchas veces no basta con tener buenos sistemas de seguridad, también hay que tomar en cuenta a las personas. Es decir, todo aquel colaborador del hogar o quien nos ofrece algún servicio. Es fundamental hablar de estos temas con ellos para evitar situaciones incómodas e integrarlos a un plan de actitud preventiva. 

Asimismo, César Ortiz resalta que una buena coordinación y protocolos de seguridad en el edificio o vecindario serán cruciales contra los malintencionados.  

Recuerda que no existe la seguridad total, pero si podemos minimizar los riesgos teniendo prudencia de nuestros actos y conciencia como ciudadanos.

[Semana Santa: 5 consejos para que nada arruine tu viaje sobre ruedas]