¿Por qué te despiertas antes de que el bus llegue a tu paradero?

¿Tienes un superpoder? Pues no, descubre qué pasa con tu organismo cuando tienes estas pequeñas siestas en el bus

Duermes en el bus y por arte de magia te despiertas a unos metros de tu paradero

Duermes en el bus y por arte de magia te despiertas a unos metros de tu paradero

De seguro te ha pasado.  Duermes en el bus y por arte de magia te despiertas a pocos metros de tu paradero.  ¿A qué se debe? ¿Tienes superpoderes? 

[¿Sientes que te caes mientras duermes? Esta es la explicación]

La página Verne de El País consultó al director de la Unidad del Sueño de la clínica Quirón, Juan Antonio Pareja Grande, para resolver este enigma.

Un GPS cerebral

“Normalmente es por entrenamiento. Es como cuando tienes que madrugar para coger un avión y te despiertas incluso antes de que suene el despertador”, precisó.

El experto también indicó que el cuerpo realiza estas pequeñas siestas para “compensar el de la noche anterior”. “Es decir, en ese momento no necesitamos dormir varias horas, lo que hace más sencillo que no acabemos a kilómetros de nuestro destino”, precisó.

“Cuando dormimos en el transporte público, el sueño es muy fragmentado. Estas personas (las que se duermen) van despertándose y oyen los avisos de parada o miran por dónde van antes de volver a cerrar los ojos”, dijo.

Asimismo, Pareja agrega que “el cuerpo humano tiene una serie de relojes internos que no siempre se conocen muy bien”. ¿Será por eso que algunos no logran despertar y se pasan de paradero?

Lo negativo de estas breves siestas es que tu cuerpo no descansa adecuadamente, ya que te encuentras en un estado de semivigilia que si no llega a los 15 o 20 minutos no es suficiente.

Mira también: [Hoyuelos en el rostro: por qué se forman y cuál es su significado]

“Dormir en el metro es el equivalente a comer corriendo y se trata de un sueño de baja calidad, muy superficial”, enfatizó el especialista.

 

ETIQUETAS: