¿Qué debes hacer cuando tu perro ladra mucho?

Tras la norma de la Municipalidad de San Isidro que establece multas por ladridos de perros, especialista del INS te da las siguientes recomendaciones 

Especialista del Instituto Nacional de Salud da estas recomendaciones

Educar a un perro no es tarea fácil, requiere de mucha paciencia y sobre todo ser muy perseverante.  En ese sentido, sabemos que los canes suelen ladrar mucho, pero, cuando esta acción es descontrolada, los especialistas aseguran que la responsabilidad es del dueño.

[Síntomas silenciosos de un perro atropellado y cómo debes ayudarlo]

Hace unos días, la Municipalidad de San Isidro creó polémica tras publicar una norma con la que se busca multar a los vecinos por los ladridos de sus perros, esto por la constante queja de los residentes.  Posteriormente, funcionarios de la comuna aclararon que se trata de disponer sanciones a aquellas personas que no tomen medidas para evitar los ruidos provocados por los animales que están encerrados, abandonados o que sean maltratados por sus propietarios.

[Jóvenes instalarán dispensador de comida para animales sin hogar]

¿Qué debes hacer si tu perro ladra mucho?

Sabemos que este tema de los ladridos no solo ocurre en San Isidro, sino en diversas localidades, ya que muchos dueños dejan a sus mascotas solas por horas en el techo, patio o jardín.  En ese sentido, Ricardo López, médico veterinario del Instituto Nacional de Salud, dio algunas recomendaciones para evitar los ladridos excesivos. 

Porqué de tanto ruido: el primer paso para solucionar el problema consiste en entender por qué ladra un perro. Algunos ladran porque intentan hacerle saber que quieren algo. Puede que tengan hambre, sed o simplemente quieren jugar. 

Solo en casa: tu perro puede ladrar si se queda solo. Intenta dejarle algunos juguetes que requieran un trabajo y atención adicional para mantenerlo ocupado mientras estás fuera.  Una buena manera de reducir la ansiedad es dar a su perro una vieja prenda de ropa sin lavar o cualquier cosa que tenga un fuerte olor a su familia.  Cuando regreses, juega un poco con tu perro, haz ejercicio con él o sácalo a pasear.  

No uses la violencia física: sólo cerciórate que después de cada uno de sus ladridos haya una consecuencia que le desagrade, no uses violencia pero confirma que el castigo sea lo suficientemente desconcertante para que tu perro desee evitar la experiencia en el futuro.

El especialista del Instituto Nacional de Salud recalcó que no se trata de abandonar a la mascota, pero si el dueño no está en la capacidad de poder tenerla, es mejor que se lo dé a alguien que sí pueda cuidarla y darle la atención que necesita.  Por otro lado, no recomienda que se le quiten las cuerdas vocales a los perros.

[¿Cada cuánto debes bañar a tu perro?]

 

ETIQUETAS: