¿Por qué jamás debes maquillarte en el transporte público?

Algunas chicas pueden tener una habilidad increíble para hacerlo, pero otras terminan por estropear su makeup

Razones para no maquillarte en el transporte público

Razones para no maquillarte en el transporte público

Es usual hoy en día subir al transporte público y ver a una mujer maquillándose cada vez que el carro para en el semáforo o cuando se detiene por el tráfico. Esto, se piensa, es mucho mejor que llegar al trabajo e ir corriendo al baño de la oficina para hacerlo rápidamente.

[Todo lo que debes saber antes de hacerte un balayage]

Algunas chicas tienen una habilidad increíble para maquillarse en el bus, el colectivo, el taxi o en su propio carro, pero otras lo estropean todo y generan un problema mayor que haberse quedado con la cara lavada, que también podría quedarles muy bien. 

Sea cualquiera el caso, es decir te salga bien o mal el maquillaje en el carro, existen muy buenas razones por las que las mujeres no deben maquillarse camino al trabajo. Lee con atención estas seis razones para acabar con ese hábito:

[¿Qué hace Alessandra Fuller para lucir bella y saludable?]

1. Lo haces mal: No es lo mismo estar frente al espejo de tu casa y hacerte un buen maquillaje, que aprovechar los semáforos mientras sostienes tu espejito de mano. Aunque quizá seas una "profesional" haciéndolo, arreglarte en casa nunca será lo mismo hacerlo en el camino.

2. Accidentes: Algunas mujeres se hincan los ojos con su delineador o rizador de cejas en su intento de llegar maquilladas al trabajo. O se manchan las manos y ropa con el labial y ya no saben qué hacer. Puede ser muy incómodo y poco saludable.

3. Poco higiénico: Ya sea que estés al volante de tu propio auto o agarrada al tubo del transporte público, estas barras pueden estar llenas de microorganismos y bacterias y es imposible evitar que tus manos tiquen tu rostro y tus ojos al maquillarte, ¿verdad? Imagina todos esos microorganismos en tu piel.

[¿Dime cómo te maquillas y te diré quién eres?]

4. Pierdes tus productos: Suele pasar que a muchas chicas se les caen sus pinzas, rizador de pestañas o productos de maquillaje en los asientos o en el piso del carro.  Por eso, en alguna oportunidad habrás encontrado uno que otro accesorio sin dueña tirado por ahí.

5. Peligroso distractor: Maquillarse mientras conduces puede atentar contra tu seguridad y la de los demás. Si lo haces en el transporte público, puede que alguien se te acerque con malas intenciones y se aproveche de algún modo de ti al verte distraída. 

 6. Es una fea costumbre: Es cierto que aprovechar el tiempo es vital, pero nada como darte tiempo de calidad para tu higiene y arreglo personal. Eso hablará mucho mejor de ti.

¿Cómo organizarte para no cometer estos errores?

Una buena alternativa, aunque cueste, es levantarse algunos minutos más temprano y así podrás tener tiempo para maquillarte tranquila y de la mejor manera.

Recuerda que no hay nada mejor para tu arreglo personal que dedicarle el tiempo y espacio necesarios, de esta manera lucirás linda y saludable.

[El color de tus ojos: ¿Qué dicen sobre ti?]

Fuente: Padres e hijos

ETIQUETAS: