Síntomas silenciosos de un perro atropellado y cómo debes ayudarlo

Cada minuto cuenta.  Un especialista te dice cómo auxiliarlo y así evitar que tu perro muera por una hemorragia interna    

Primeros auxilios para un perro que fue atropellado

Cuando un perro es atropellado en la calle, muchas veces las personas por intentar ayudarlo cometen ciertos errores que pueden empeorar la situación.  O también ocurre que el can ha sufrido un accidente y el dueño no lo vio y por ende no lo puede identificar hasta que es demasiado tarde.

[Jóvenes instalarán dispensador de comida para animales sin hogar]

¿Cómo saber que tu perro ha sido atropellado?

José Luis Hurtado, médico veterinario de "Dogtor", explica que cuando un perro es atropellado, muchas veces suele esconderse por el miedo y muestra las siguientes señales o síntomas:

  • Examinar con mucho cuidado las encías, si estas se ven blancas o oscuras es porque puede estar desarrollando una hemorragia interna.
  • Otra de las señales es que cuando lo pellizcas en las zonas de las patas, el perro no reacciona.
  • Se muestra agitado y su respiración es muy rápida.
  • A simple vista puede tener fracturas o heridas.

[Sismos en Perú: toma estos tips para proteger a tus mascotas]

Recomendaciones que pueden salvar la vida de tu perro

Ya sea que se trata de tu perrito o de alguno que ha sido atropellado en la calle, toma en cuenta estos consejos:

  • Un perro herido tiende por instinto a morder de dolor, por lo que antes de acercarte a ayudarlo debes proteger tus brazos y evita poner tu cara al alcance de su hocico.  Los perritos piensan que, la persona que lo quiere ayudar, es quien le ha provocado el accidente.
  • Tranquilízalo con tu voz y, una vez a su lado, verifica si existe alguna hemorragia evidente o si el can presenta la fractura de algunos huesos.
  • Si no evidencia nada grave, traslada con mucho cuidado al perrito en una posición cómoda y que te permita curar su herida. 
  • Este traslado será mucho más fácil para tí y menos doloroso para el perrito, si lo pones sobre alguna manta y luego con la ayuda de otra persona lo levantas y trasladas a otro lugar.

 

  • Déjalo en el suelo y fíjate que quede con el cuello estirado para que pueda respirar sin problemas.
  • Si se estabiliza su condición y no hay riesgo inminente, trasládalo a un veterinario para que lo atienda de inmediato.
  • Si tienes duda respecto de su estado es mejor que no lo muevas más de lo necesario para sacarlo del lugar de peligro.

[¿Cada cuánto debes bañar a tu perro?]

ETIQUETAS: