¿Cómo saber si tu hijo tiene problemas para leer y escribir?

Los expertos aseguran que mientras más temprano se identifique el problema, más fácil será corregirlo

Métodos inadecuados de enseñanza pueden retrasar el proceso de aprendizaje

Métodos inadecuados de enseñanza pueden retrasar el proceso de aprendizaje

Aprender a leer y escribir es sin duda uno de los sucesos más relevantes de la infancia. Para lograr que este proceso sea favorable para el niño, es importante utilizar los métodos de enseñanza-aprendizaje adecuados. Sin embargo, a pesar de esto, muchos niños presentan dificultades que, en muchos casos, se resuelven con el tiempo, pues cada uno tiene su propio ritmo.
 
 
¿Cómo saber si mi hijo tiene algún trastorno de lectoescritura?
 
La especialista en educación infantil del Búho Luigi, Patricia Arévalo, brinda las siguientes pautas para ayudar a determinar si nuestros hijos presentan alguna alteración:
  • Si el niño presenta dificultades de ubicación espacial al escribir como por ejemplo: letras desiguales, palabras onduladas que suben y bajan sin seguir una línea recta, no separa correctamente las palabras, escribe con efecto espejo (p-q,d-b…), su intuición es escribir de derecha a izquierda o confunde algunas letras. Podría estar presentando alguna dificultad y es importante que lo lleves ante un especialista. “Cuanto antes detectemos el problema será mejor para abordarlo”.

Realizar chequeo médico

Es necesario descartar condiciones físicas que impidan al niño llevar un proceso de aprendizaje normal. Una evaluación que permita descartar problemas auditivos o de visión, desórdenes neurológicos, problemas físico-motrices o, inclusive, un coeficiente intelectual (CI) bajo que dificulte el desarrollo de sus capacidades.

Hoy en día se sabe que la plasticidad cerebral, implica que todos los niños pueden mejorar y que el talento se construye con esfuerzo y una práctica continua.

Validar método de enseñanza

En ocasiones, las dificultades de los niños cuando aprenden a leer y escribir, están también relacionadas al método de enseñanza utilizado, no necesariamente a algún tipo de trastorno de aprendizaje.

La especialista recomienda brindar a nuestros niños experiencias cognitivo, sensoriales y motoras variadas y significativas que favorezcan un adecuado desarrollo de sus sistemas nerviosos (Desarrollo sensorio motriz, cognitivo, emocional y social) contando con diferentes estrategias y un elemento fundamental: el juego, actividad esencial del aprendizaje.

Además se debe probar diferentes herramientas, hasta encontrar la que mejor se adecúe a la personalidad del niño y logre despertar su interés, “Los padres y educadores deben buscar que sus niños vean el aprendizaje como algo divertido, sin imponérselo. Hay opciones como juegos de letras móviles, para despertar su interés”, explica Patricia Arévalo.

[Loncheras: cinco refrigerios ricos, nutritivos y fáciles de hacer]

ETIQUETAS: