¿Cómo saber si tu bebé será niño o niña? Conoce estos métodos

Si no puedes esperar hasta el cuarto mes para confirmarlo.  Aquí te contamos algunos métodos caseros

Métodos caseros para conocer el sexo del bebé

Métodos caseros para conocer el sexo del bebé

¿Estás embarazada y aún no sabes si tu bebé será niño o niña? Muchas mujeres no pueden más con la ansiedad ya que tienen que esperar hasta los cuatro meses para confirmar el sexo, a través de una ecografía.  Aunque a muchas les habrá pasado que, a veces, el bebé no se deja ver.

[¿Estás embarazada? Estos son los primeros síntomas]

Por otro lado, algunos padres eligen no saberlo hasta que nazca, pero para la mayoría conocer si es niño o niña, es muy importante y quieren descubrirlo lo antes posible, por eso te damos algunos métodos que, aunque no tienen ninguna base científica, se utilizan a menudo para predecir la sexualidad del bebé. 

El latido del corazón: se cree que si el corazón del bebé late más de 140 veces por minuto es una niña y si lo hace menos veces es un niño. Toma nota de ello cuando tengas tu ecografía. 

El ajo: este truco requiere de cierta fuerza de voluntad ya que consiste en comerte un diente de ajo. Si después de haberlo hecho, notas que tu piel desprende mal olor, tu bebé será un niño. En cambio, si no desprendes nada de olor, será una niña. 

La tabla china: esta tabla de tradición ancestral determina el sexo del bebé, teniendo en cuenta la edad de la madre y el mes en que el bebé ha sido concebido. También existe la tabla maya para predecir el sexo del niño, que también combina la edad de la madre y el mes en el que has quedado embarazada.

La forma de la barriga: se dice que si es redonda, será niña, y si es en punta, niño. 

Las náuseas matutinas: se dice que si tienes muchas náuseas durante el embarazo es porque esperas una niña y, si apenas tienes, un niño. 

[Descubre cómo saber si estás ovulando]

La forma de tu cara: las abuelas dicen que si tienes la forma de la cara redonda es que podrías estar esperando una niña y, en cambio, si la tienes como siempre, un niño. 

Los antojos: ¿Tienes ganas de comer cosas dulces o saladas? Se dice que si te apetece lo dulce es que será niña y si te apetece lo salado, niño. 

El color de tus pezones: si notas que tus pezones se han vuelto más oscuros durante el embarazo, puede que sea un niño. Si no cambian de color, una niña.

El vello en las piernas: se cree que si el pelo que te crece en las piernas o en otras partes de tu cuerpo durante el embarazo lo hace rápido es porque esperas un niño y, por lo tanto, tienes un extra de testosterona. 

La fórmula gitana: debes sumar tu edad con el mes en el que quedaste embarazada. Si sale par, es niño, si sale impar, niña.

La temperatura de los pies: consiste en observar si durante el embarazo tienes los pies helados, lo que significa que esperas un niño, o calentitos, una niña.

Cabe recordar que estos métodos caseros forman parte de las creencias populares a la hora de vaticinar cuál será el sexo del bebé. 

Finalmente, lo más importante no es que sea niño o niña sino que nazca sano y sea bienvenido, amado y deseado desde el primer momento.

[Las mejores combinaciones de nombres para bebés]

Fuente: Mi bebé y yo

 

ETIQUETAS: