Cuatro señales corporales que delatan a un mentiroso

Los expertos aseguran que los mentirosos practican sus diálogos falsos, pero no ensayan sus gestos físicos porque es muy difícil de controlar

Señales corporales de un mentiroso Fuente: Shutterstock

Señales corporales de un mentiroso Fuente: Shutterstock

¿Quién no ha mentido alguna vez? De seguro, muchos. Afortunadamente hay formas de detectar si te están engañando y según explica una experta en detección de mentiras, solo tienes que fijarte muy bien cuatro señales corporales.

[11 formas de descubrir si tu pareja te está siendo infiel]

El portal Gizmodo recoge las declaraciones de Pamela Meyer, autora del libro Liespotting: Proven Techniques to Detect Deception (Detección de mentiras: técnicas probadas para detectar engaños), quien explica cómo detectar conductas engañosas basándose en un análisis del lenguaje corporal.

Estas son las cuatro señales clave para saber si te mienten, según la experta:

  • Los hombros: Es la más evidente de todas. Cuando una persona dice una mentira suele encogerse de hombros debido a que se siente incómodo al decirla, es una reacción corporal de defensa ante una posible reacción del que lo escucha.
  • Microexpresiones faciales: Cambios en la mirada o incluso tensión cerca de los labios. Algunos mentirosos suelen mostrar una expresión de desprecio por el que lo está escuchando, así sea sutil.
  • Deleite por el duelo: Hay mentirosos que sonríen mientras dicen su mentira, así tenga que ver con un acontecimiento triste o desagradable. La sonrisa suele ser falsa, basándose solo en los músculos de los labios, por lo que es más fácil notarla. Pamela Meyer mostró, en una oportunidad, a una asesina que sonreía mientras narraba la supuesta historia de cómo alguien asesinaba a sus hijos. Al final, la madre era la culpable.
  • Contradicción: Por último, la experta asegura que el cuerpo suele contradecir al mentiroso. Un caso bastante común es cuando el mentiroso dice que sí, pero con su cabeza dice que no.

Mientras tanto, el portal El Confidencial hizo una lista de otras señales que detectan a los mentirosos:

  • Se les seca la boca: Una reacción natural del cuerpo cuando sufre estrés es que el sistema nervioso reduce el flujo de saliva de nuestra boca. Por ello, se ve que algunos mentirosos tienen problemas al hablar y por ello piden continuamente agua.
  • Mueven los pies: No hay signo más revelador del nerviosismo que balancear las piernas o mover los pies. Es un gesto que da a entender el pensamiento opuesto al de estar rígido: que el que mueve los pies está deseando salir cuanto antes.
  • Se tocan partes del cuerpo vulnerables: La garganta, el pecho, el cuello, la cabeza o el abdomen son algunas de las regiones del cuerpo manoseadas con frecuencia por aquellos que mienten.

Estudios aseguran que las personas decimos de 10 a 200 mentiras al día, y que las que acaban de conocerse se mienten al menos 3 veces durante los primeros 10 minutos de su conversación.

[7 razones por las que los hombres con pareja son más atractivos]

ETIQUETAS: