Dos trucos infalibles para agrandar los zapatos que aprietan

Con estos tips podrás agrandar zapatos de todo tipo, zapatillas, balerinas o calzado para niños

Truquitos para agrandar los zapatos

Truquitos para agrandar los zapatos

Te compras un par de zapatos hermosos que parecían cómodos cuando te los probaste, pero luego de tenerlos puestos por varias horas comienzan a apretarte tanto los pies hasta el punto en que te salen ampollas.

Si ese es tu caso, no te preocupes. Hemos recopilado dos truquitos, que te ayudarán a “agrandar” zapatos de cualquier tipo, desde zapatillas, calzado de fiesta, balerinas, mocasines o los que tengas.

Primer truquito:

Para ponerlo en práctica, necesitarás lo siguiente:

  • Bolsas plásticas gruesas y sin huecos, en lo posible con cierre hermético
  • Una jarra con agua
  • Freezer o congelador

Llena con agua las bolsas plásticas. Ciérralas muy bien y revisa que no tengan ninguna rotura. Si quieres agrandar punteras o zapatos de niños, utiliza bolsas más pequeñas.

Coloca cada bolsa dentro de los zapatos y acomódalas para que ocupen todo el calzado interiormente. Si es necesario, coloca dos bolsas. Ten mucho cuidado de que no se revienten.

Posteriormente, lleva los zapatos al freezer o congelador una noche o la cantidad de horas suficientes para que el agua se convierta en hielo. 

Luego, retira los zapatos del congelador, espera que el hielo se derrita y quita las bolsas. Y listo, ahora tendrás un calzado más suelto y holgado.

¿Por qué se agrandan con este método?

Cuando el agua se congela y pasa del estado líquido al sólido, se dilata. De esa manera, al aumentar su tamaño, estira el zapato, como si lo hubieras colocado en la horma, que es el método que utilizan los zapateros.

Segundo truquito: 

Todo lo que necesitas hacer es ponerte unos calcetines gruesos, calzarte el zapato como puedas y calentarlo por fuera con la secadora hasta que te deje de apretar. El portal Actitudfem mostró este video.

ETIQUETAS: