¿Cómo saber cuándo se debe cambiar el casco de una moto?

Existen diversos aspectos que un conductor no nota en el casco y, más allá de brindar seguridad, pueden poner en peligro su vida

¿Cómo saber cuándo se debe cambiar el casco de una moto?

Un buen casco puede reducir hasta en un 42% las muertes por accidente en motos

Todo conductor de una motocicleta conoce la importancia de un casco de seguridad durante cada recorrido, pero en muchas ocasiones, la vida útil de este elemento queda desestimada a solo un aspecto físico, lo que puede ser más que peligroso.

[Mantenimiento de un auto: ¿En qué consiste y cada cuánto tiempo hacerlo?]

Un buen casco puede reducir hasta en un 42% las muertes por accidente en motos, siempre y cuando no se encuentre en malas condiciones, ya sea por el material con el que este fabricado, el trato que ha recibido u otros factores externos. 

A continuación te enseñamos algunas formas básicas de detectar en qué momento debes hacer un cambio urgente de casco:

1. Desgaste en el área exterior (calota) 

Esta área está diseñada para absorber la energía en caso de impacto. Por ende, si está elaborado en policarbonato, en fibra de vidrio o carbono, a raíz de las caídas casuales, el casco puede tener partes que estén comprimidas o muy blandas, sin que uno se dé cuenta. 

2. Revisar las funciones del interior

Colócate el casco bien ajustado y sujétalo fuertemente con tus manos, sacudiendo la cabeza hacia ambos lado. Si notas que el interior se mueve de forma separada, significa que el polímero interior del casco tiene holgaduras o desajustes, y tendrás que reemplazarlo de inmediato.

3. Deterioro de accesorios

Un casco tiene la función proteger, por ello es preferible reconocer cuando necesita una buena reparación o un cambio, ya sea porque el polímero se debilite, las correas se estiren o las almohadillas se deformen. Recuerda que este elemento funciona de manera integrada.

4. El tiempo de uso

Ten en cuenta que, por lo general, un casos tarda entre 6 y 12 meses en llegar desde el punto de fabricación hasta el usuario final, por lo que dependiendo de su calidad, este puede durar entre 3 y 5 años. 

Pasado este tiempo, no significa que el caso quedará inservible, sino que el proceso de desgaste será más rápido y menos será la protección.

5. En caso de un accidente o golpe

Inspecciona, sobre todo, el exterior del casco en busca de marcas profundas. A comparación de unos rayones en la pintura, una rajadura grave si puede alterar su efectividad, incluso si se llega a ver la fibra del casco. Por precaución, lo mejor será reemplazarlo.

Lee también: [¿Qué hacer cuando se llevan tu carro al depósito?]

ETIQUETAS: